21 de julio de 2011

El Reto del siglo XXI: A.M.A.R

¿Tu sabes amar?.


Yo estoy aprendiendo ….
Llevamos miles y miles de generaciones en la Tierra y todavía no hemos aprendido del todo. Pero este año vamos a tener que tomar una decisión…
Debemos aprender a Amar de verdad. Todo nos está diciendo que a llegado la hora de dar prioridad a lo que es importante, para ti y para los demás.


Estoy aprendiendo a aceptar a las personas aunque ellas me decepcionen. Es difícil aceptar a las personas como son y no como yo deseo que sean.
Es difícil, muy difícil, pero estoy aprendiendo a Amar y escuchar con los oídos, los ojos y el alma. A escuchar lo que dice mi corazón, lo que me dicen unos hombros caídos, unos ojos con una mirada triste, una cara tensa y unas manos inquietas.


Estoy aprendiendo a escuchar el mensaje que se esconde entre las palabras superficiales.
Aprendiendo a descubrir la angustia disfrazada, la inseguridad enmascarada y la abundante soledad encubierta.


Estoy aprendiendo a penetrar en una sonrisa fingida, en una alegría simulada para poder llegar a un corazón roto.
Poco a poco estoy aprendiendo a Amar y  poco a poco a Perdonar.


El Amor perdona y cura cicatrices que el odio y  la incomprensión graban a fuego en nuestro corazón. Pero el Amor incondicional, perdona, olvida y nos disuelve todos los restos de dolor.


Estoy aprendiendo por fin a descubrir el inmenso tesoro que se encuentra en cada uno de nosotros…viendo en cada persona su alma y las cualidades que Dios les da.


¡ Qué lento es este aprendizaje ¡… cometo errores, tropiezo cada día pero mi corazón me dice que aprendo un poco cada día. Estoy aprendiendo de muchas formas en las miles de ocasiones que tengo todos los dias. Ahora sé que la Luz está siempre al final de cada paso que doy por Amor.


Y de lo que estoy seguro es de que si al final de tu vida has  aprendido a Amar de verdad, tu vida se habrá convertido en un regalo para toda la Humanidad.
¡ Estoy aprendiendo poco a poco a Amar……de verdad !.

Dkg, conectando en la unidad del universo


Tu eres tú, y Yo so yo, pero en el Amor (armonía y comprensión) somos Uno.
Cuando tú y yo permitimos nuestros osciladores armónicos (las emociones que nos proporcionan armonía interna), estamos en la misma sintonía, y en la sintonía de nuestro hogar: planeta Tierra.



En esta banda de anclaje, sobre los 13 Hz, experimentamos la unidad, y a partir de aquí se genera una perpetua paz entre nosotros, tú y yo, y entre todos aquéllos que deseando experimentar lo mismo, con sus osciladores armónicos, van sintonizando en el mismo “dial”, la misma frecuencia, y el efecto puede ser tan contagioso…

Dejamos atrás la competición para anclarnos en la cooperación.En esta banda de anclaje, y al experimentar la unidad de la que formamos parte, valorándome, valorandote, pongo lo mejor que hay en mí al servicio de tu felicidad y la de todos, porque todos estamos en el mismo hogar planeta Tierra, y más allá, en el mismo universo.


Todos formamos parte de todo lo que existe, y aunque tú eres tu y yo soy yo, todos somos, y cuando estamos en armonía y nos comprendemos, conectamos, y cuando nos hacemos conscientes de nuestra conexión, libremente elijo estar en armonía interna, y aquí me anclo, en la comprensión y el respeto por quienes toman otra elección, y en la alegría y el entusiasmo por compartir con quienes cada vez más, se hacen conscientes y siguen conectando con amor en la unidad de nuestro universo.