¿QUE ES EL AMOR VERDADERO?


Las cinco claves del amor verdadero 


Pasión y fidelidad son fundamentales 


El amor puede ser de muchos colores y sabores, hay amores que matan y amores sosegados y dulces. En el amor caben muchas posibilidades y no siempre el amor es ciego. Amar es un esfuerzo al que hay que dedicar mucho tiempo, algunos les ha durado toda una vida y otros se han quedado en el camino; nos han dado alegrías o nos han proporcionado tristezas. Pero, básicamente, existen algunos tipos de amor que se repiten 




Entre las parejas. 


Cuando se enciende la llama 
Empédocles decía que el amor y el odio son las dos fuerzas metafísicas de la vida, causas de todo movimiento y de toda separación y unión. En el curso de la historia, el hombre ha experimentado diferentes aspectos y formas de amor, y les ha dado nombre. Con la palabra Eros, Platón designó el amor a la belleza.Aristóteles llamó Filia al amor a los semejantes, a los pertenecientes al mismo grupo. Ágape, al contrario, es el amor cristiano incluso hacia lo que no es digno de ser amado. Ephithynia, era el factor de deseo en el amor sexual. 


El instinto de amar no es una entelequia, no es una idea filantrópica, el deseo de amar es una necesidad del ser humano que satisface buena parte de sus expectativas en la vida y le integra en el mundo, dando expresión a sus cualidades más positivas. Amar es el acto más generoso, aunque pueda trasformarse, en algunas ocasiones, en el más egoísta de los sentimientos hacia el otro.Cuando existe el amor entre dos personas se generan dos clases de sentimientos diferenciados, aunque el uno necesite del otro para ser completo. Al amar se satisface un ansia, un deseo de prodigar ternura y constituye una clase especial de realización. Ser amado sacia otra necesidad, el deseo individual de ser querido y apreciado. Si amar constituye una clase especial de realización, ser amado es la recompensa que se le otorga. 




Estos dos sentimientos pueden existir independientemente, deben ser diferentes y es necesario diferenciarlos. Ama 
Significa anhelar a alguien, y la satisfacción de ser objeto de la ternura de otra persona tiene, sobre todo, el carácter de halago del yo y se relaciona con el sentimiento de la vanidad satisfecha., del orgullo complacido, aumenta la valoración de uno mismo. El amor es una emoción que se desarrolla a edad temprana. 


Cuando es positivo, constituye la base de los logros humanos y es el germen de la tolerancia, el autosacrificio, la amistad y muchas otras manifestaciones que pueden disfrutarse en las relaciones sociales. Usado negativamente y cuando se dirige hacia uno mismo, se trasforma en vanidad, egocentrismo y orgullo; distorsionado se puede trasformar en odio y unido al miedo en celos. 


Dentro de una relación de pareja no solo amar y ser amado es el alimento que proporciona satisfacción, también se busca la protección y la ayuda mutua, la confianza y la seguridad, sobre todo cuando ya se ha cumplido una edad madura en la que el sexo pasa a un segundo plano y se anhela, sobre todo, la estabilidad presente y futura. 


Todas las personas del mundo se enamoran: los niños, los adolescentes, los adultos, hasta los mismos ancianos se enamoran y empiezan a amar todo lo que puedan para no morir solos. Pero nosotros nos preguntamos ¿Será este un amor verdadero? 

Un amor verdadero es aquel que siempre se mantiene presente, un amor verdadero es cuando tu amas a una persona y te preocupas por el o por ella, tratas de ayudarlo cuando se siente mal o tiene un problema, ir hacia donde esta para hacerle compañía, para que esa persona sepa que nunca esta sola, que siempre va a tener a alguien a su lado que lo va a acompañar en los momentos mas difíciles de su vida.Un amor verdadero es aquel que lo das todo por esa persona que amas, no te importa nada, no importa lo que diga la gente, ni lo que tengas que hacer para que esa persona sepa que la amas. 


Uno cuando se enamora se siente libre, se siente una felicidad incomparable, es algo único, es algo inigualable, no cualquier cosa puede superar esa felicidad tan bella que se siente cuando te enamoras. 


Cuando uno se enamora siempre quiere estar con esa persona que te atrae, saber que es lo que piensa, conocer su forma ser, saber cuales son sus sentimientos, conocer sus sueños, sus metas, saber como es hasta que la llegas a amar. Si amar se siente tan bonito ¿Por qué algunas personas dicen que el amor no existe? ¿Si el amor es algo tan hermoso porque dicen que no existe? 




El amor es uno de los sentimientos más raros pero hermosos del mundo, si tú le preguntas a una persona ¿El amor existe? Y esta te responde NO, eso es mentira porque el amor en verdad si existe, eso lo llevamos en el corazón y es algo imposible de negar cuando sucede. 


Cada quien tiene su forma de amar, algunos se aman poco, otros se aman demasiado, otros se dejan querer y otros no. 
Las personas dicen que el amor no existe porque cuando se enamoraron no se dejaron querer o amarse. Eso es uno de los errores que cometen las personas, no dejar quererse, dejarse dar un abrazo o un beso, por eso dicen que el amor no existe porque nunca experimentaron que se siente ser querido. 


Pero otros si lo hicieron, si dejaron quererse, si dejaron que se les dieran un abrazo o un beso. 
Estas personas si experimentaron lo que se siente ser amado o querido, porque un abrazo o un simple beso dice mas que mil palabras. 


Cuando existe el amor entre dos personas se generan dos clases de sentimientos diferenciados, aunque el uno necesite del otro para ser completo. Al amar se satisface un ansia, un deseo de prodigar ternura y constituye una clase especial de realización. Ser amado sacia otra necesidad, el deseo individual de ser querido y apreciado. 




Si amar constituye una clase especial de realización, ser amado es la recompensa que se le otorga. Estos dos sentimientos pueden existir independientemente, deben ser diferentes y es necesario diferenciarlos. 


Amar significa anhelar a alguien, y la satisfacción de ser objeto de la ternura de otra persona tiene, sobre todo, el carácter de halago del yo y se relaciona con el sentimiento de la vanidad satisfecha., del orgullo complacido, aumenta la valoración de uno mismo. 


El amor es una emoción que se desarrolla a edad temprana. Cuando es positivo, constituye la base de los logros humanos y es el germen de la tolerancia, el autosacrificio, la amistad y muchas otras manifestaciones que pueden disfrutarse en las relaciones sociales. 


Usado negativamente y cuando se dirige hacia uno mismo, se trasforma en vanidad, egocentrismo y orgullo; distorsionado se puede trasformar en odio y unido al miedo en celos. 


Dentro de una relación de pareja no solo amar y ser amado es el alimento que proporciona satisfacción, también se busca la protección y la ayuda mutua, la confianza y la seguridad, sobre todo cuando ya se ha cumplido una edad madura en la que el sexo pasa a un segundo plano y se anhela, sobre todo, la estabilidad presente y futura. 




Qué difícil parece ser hoy en día mantener una pareja. ¿Será porque pretendemos exigir a los demás ser como queremos y no somos capaces de aceptar a los otros como son y pelear menos? 


¿Por qué la gente se cansa de estar con alguien y cree que va a ser diferente con otra persona? Esto demuestra un exceso de optimismo. 


El problema nunca es la persona con la que nos relacionamos sino el modo que tenemos de relacionarnos. 


El amor no es un flechazo accidental que nos atraviesa el corazón de lado a lado, sino que es algo que se puede aprender. No se trata de encontrar a la persona ideal sino de una habilidad que hay que adquirir. 




Los jóvenes inmaduros experimentan el amor mientras que las personas maduras aprenden a amar, porque la madurez afectiva se caracteriza por la estabilidad emocional. 
El amor no es un sentimiento fácil porque requiere previamente un desarrollo personal que permita una disposición desinteresada hacia los demás solamente por amor, con una actitud de humildad, confianza y férrea voluntad. 


Dicen que quien es capaz de comprender a otro también lo ama y comprender significa conocer. 
Erich Fromm afirma que el amor es un arte que requiere conocimiento y esfuerzo. 


La mayoría cree en el amor romántico y la preocupación se centra en la búsqueda de alguien que los ame en lugar de encontrar a alguien para amar, porque el que da amor verdadero, no posesivo, recibe también amor genuino. 
Puede ocurrirle a cualquiera el milagro de enamorarse perdidamente, pero ese sentimiento de unidad y de intimidad único es por su misma naturaleza poco duradero, hasta que llegan a conocerse bien y se dan cuenta que no se toleran, se aburren, y se desilusionan. 




Nadie puede creer que el amor verdadero sea un arte que haya que aprender, porque algunos se confunden y buscan una pareja como quien busca un departamento o un auto, es decir, que le produzca la sensación de haber hecho un buen negocio y la pareja resulta ser un bien más en un mercado donde todo se compra y se vende. 
En tales casos es una empresa destinada al fracaso, más rotundo que en cualquier otra actividad y más difícil de evaluar. 


En la vida actual todos estudian y se esfuerzan para conseguir un título o un ascenso en el trabajo pero nadie está dispuesto a aprender a amar. En esta área la mayoría toca de oído. 



“No es bueno que el hombre esté solo” dice la Biblia, escrita por sabios de la antigüedad inspirados por revelación divina. Sin embargo hoy en día el hombre prefiere el aislamiento y el culto al cuerpo, renunciando a la posibilidad de compartir su vida con alguien significativo. 


Muchos tratan de escapar de su sentimiento de soledad por medio de las drogas o el alcohol pero cuando los efectos desaparecen la sensación de vacío tiende a agudizarse. 


El hombre se jacta de su individualismo pero en realidad ha perdido su individualidad y se ha convertido en un autómata. 
Las mujeres, en su afán de ser iguales a los hombres han perdido su femineidad y de esta manera también la posibilidad del amor erótico con el sexo opuesto, porque ahora son idénticos. 




El amor verdadero y maduro significa unión, pero conservando ambos la propia individualidad. El amor es posible sólo en libertad, la envidia, los celos, la ambición, son pasiones y el amor no es una pasión es una actitud, una capacidad humana, no compulsiva. No es un arrebato súbito sino una disposición permanente que consiste más en dar que en recibir. 


Y dar no significa renunciar o privarse de algo, sacrificarse ni empobrecerse, sino que constituye la más una bella expresión de poder que produce felicidad y vitalidad. 




Aunque no se trata de darse mutuamente cosas materiales solamente sino de darse también la propia vitalidad, lo que está vivo en cada uno, su alegría, su interés, su comprensión, su conocimiento, su humor, su tristeza y todas las expresiones propias de cada uno. 
Algo se produce en el acto de dar amor y es más amor. 


El amor es lo mas lindo que hay, aprovechalo... 


Y LOVE YOU SO MUCH!!! : Love

Entradas populares de este blog

ANTAHKARANA

ORACIÓN PROTECCIÓN

COMO CONSTRUIR EL MAPA DE SUEÑOS