27 de septiembre de 2015

EL PODER DE LAS CUARZOS

AMATISTA

Principales Propiedades esotéricas y curativas de la Amatista.

Actualmente el hombre moderno la necesita para que nuestro planeta pueda ser armonizado nuevamente y devuelto a su equilibrio natural.

Posee efectos tanto sobre el cuerpo como sobre el alma, ayudándonos en la búsqueda de talentos interiores y agudizando nuestro poder espiritual.

Con sus intensas vibraciones, es capaz de conducirnos a un sueño armonioso, alejándonos de las pesadillas. 

También aleja temores, fastidios domésticos y favorece el crecimiento de las plantas.

Es la piedra por excelencia de la meditación ya que refleja rayos púrpuras, y está relacionada con la glándula pineal y pituitaria y el chakra coronario. 

En meditación se la usa para encontrar el yo interno, favorecer la comprensión y persuasión.

Permite con su uso, la captación y eliminación de nuestros problemas más profundos.

Se programa para el abandono de vicios, ayuda a las parturtientas en partos difíciles.

La amatista sirve para tratar problemas de la piel, enfermedades del aparato reproductor, migrañas, adicciones y espasmos de toda clase.

Se la asocia con la humildad; pues encamina a quien la usa hacia el sendero de la visión objetiva. 

Puede llevar de la mano a neófitos en el terreno de la comprensión profunda del Yo, y a los elevados por el camino de la sabiduría, pues conduce a la búsqueda de la verdad sin prejuicios ni preconceptos.

Llamada la "Piedra del Sentimiento", indicada para entregar a personas que hayan perdido a un ser querido, o que se encuentren sufriendo una grave enfermedad, y para emplear en uno mismo en un trance similar.

También ayuda a los que se sienten abandonados a sobreponerse de su aflicción y tratar de recuperar su equilibrio.

Muy recomendable para tratar el estrés.

Efecto calmante sobre la mente, facilita la transición de la conciencia normal al estado de percepción alternativa, actúa sobre el chakra de la corona y del tercer ojo (frontal).

Creatividad, intuición, desarrollo espiritual, meditación

Contra la depresión.

Sus asociaciones astrológicas son con Aries y Acuario. Atrae el amor, la buena suerte y ayuda contra el alcoholismo, además de ofrecer protección contra las maldiciones. Da los mejores resultados al ser portada por los nativos de Aries o Acuario.

La propiedad mas renombrada de la amatista es, además de curar la embriaguez, el control de los malos pensamientos y la iluminación de la mente.

La amatista es quizás el mineral más conocido. Es una piedra maestro, un cristal altamente protector. Representa físicamente el rayo violeta alquímico de la transformación. Tiene muchas diferentes aplicaciones prácticas. Las piedras grandes de amatista (drusas o geodas) se utilizan mucho en centros de salud, cuartos de meditación y salas de espera ya que llenan el espacio con vibraciones relajantes, neutralizan la energía negativa y liberan energía bloqueada.

Son sobradamente conocidas las geodas de amatista, de una belleza particular y regeneradora de energías. Se dice que ayuda a evitar la embriaguez, de ahí su nombre

Se dice que la amatista purifica y limpia el cuerpo y la mente. Favorece la comprensión y la persuasión. La amatista es una piedra que consuela en el dolor y proporciona alivio en los momentos de angustia.

Tiene vibraciones sedantes, equilibra el cuerpo cuando hay alteraciones de sueño, potencia las glándulas endocrinas y el sistema nervioso. Esta indicado para el tratamiento de la artritis.

Aporta paz y equilibrio, estimula la inteligencia. Simboliza el equilibrio y la pureza, la serenidad y la modestia. Es una de las piedras más interesantes para meditar. Indicada para los estados depresivos.

Se dice de la amatista que tiene el poder de influir en los ambientes de discordia y hacerlos agradables y sinceros.

Se dice que crea armonía, no debería faltar una amatista en nuestra casa. Está indicada para el tratamiento del asma y de los trastornos cardiacos. Abre y fortalece los chakras de la cabeza, basal y del bazo.

Afinidad con los signos de Aries, Cáncer, Leo, Virgo, Capricornio, Acuario, Piscis y Libra.

¿Cómo utilizar tu amatista?

Esfera de Amatista

Lleva tu amatista en el bolsillo de tu pantalón. Toca el cristal de vez en cuando con tu mano para así absorber sus energías y vibraciones.

Colócalo bajo tu almohada antes de irte a dormir.

Llévalo en un collar hasta que notas una mejora en tu salud.

Acerca la piedra a la parte del cuerpo que te duele y haz contacto entre la amatista y tu cuerpo durante 3-20 minutos.

Instala tu amatista en un cuarto. Si utilizas una drusa o geoda su efecto será muy grande. Cuanto más oscura la amatista, tanto más fuerte y "corpóreo" será su efecto. Por otro lado, cuanto más clara sea la amatista, más "etéreo y espiritual" será el efecto.

Utiliza la piedra durante la meditación

Ejemplo de Meditación:

Elige un momento tranquilo del día y un lugar donde puedes estar sin que nadie te moleste.

Siéntate en una posición cómoda con ropa que no ajusta y tápate con una manta. Lo importante es que tu columna esté en posición recta para así facilitar el flujo de energías y para crear una conexión con la tierra.

Ten el cristal suavemente en tu mano o colócalo delante de ti en el suelo o en una mesa. Pon tus manos en tu falda, mano derecha encima de la mano izquierda (hombres), mano izquierda encima de la mano derecha (mujeres) y los pulgares se tocan.

Mira atentamente al cristal y descubre su belleza en cuanto la forma y su color. Siente su peso y siente como se intercambian energías con tu mano (calor, frío…)

Cierra tus ojos y concéntrate en tu respiración. Respira profundamente y suelta todos tus pensamientos. Siente como con cada inhalación absorbes las energías mágicas y beneficiosas de tu cristal y siente como con cada exhalación sale la tensión de tu cuerpo.

Permítete entrar cada vez más en un estado profundo de meditación y siente como tu campo energético extiende cada vez más y se llena con energías cristalinas.

Visualiza cómo el campo energético de tu cristal y tu propio campo energético se unen, ahora formas parte de tu cristal. ¡Sois uno!

Ahora puedes entrar en tu cristal y mirarlo desde dentro y descubrir su riqueza mágica interior. También puedes hacer una pregunta a tu cristal. La primera impresión o el primer pensamiento que aparece es la respuesta. Disfruta de tu estado meditativo cuanto tiempo quieras.

Cuando has terminado con tu meditación sientes otra vez tu cuerpo y contactas con la tierra. Inhala y mueve lentamente en círculos tus dedos de los pies y gira tus manos. Siente el espacio alrededor tuyo.

Abre lentamente tus ojos.

Apunta tu experiencia en detalle en papel.

Transformación de la Energía, protección.

Variedad de cuarzo que fascina al género humano hace milenios.

Aparece en geodas de tamaños muy variados. Su típico color lila a violeta oscuro es óptimo para transmutar energías, mejorar la meditación, es también, una gema relajante con el uso prolongado suele volverse más clara.

CAPRICORNIO

La amatista reduce la tensión nerviosa, aumenta los impulsos espirituales y psíquicos.

Purifica los pensamientos, eliminando la ira, el miedo y la culpa.

Estimula la inteligencia.

Preserva de la gota. Buena para el sistema endocrino y nervioso.

Ayuda en la diabetes y fortalece los glóbulos rojos.

Se dice que tiene influencias apaciguadoras en los ambientes de discordia.

Para asimilar los cambios.

Contra la depresión.

Para la concentración.

Aumenta la creatividad.

Contra la intoxicación por picaduras.

Contra el dolor de cabeza por la menstruación.

Simboliza el paso de la conciencia del estado normal de vigilia al estado de percepción alterativa.

Idónea para la meditación.

Calma el proceso del pensamiento circunstancial, infundiendo serenidad.

Aparta la conciencia del egoísmo, inculcando a la mente un conocimiento más profundo de la realidad.

La mente se rinde y se desvanecen los pensamientos.

Enseña la humildad para alcanzar estados mentales superiores.

Muy útil cuando se sufre la pérdida de un ser amado, recordándonos subliminalmente que no hay muerte verdadera, sino una transición y un cambio de forma.

Llamada la "piedra del alma", pues manda su mensaje hacia dicho nivel del ser.

Da acceso a supremas experiencias anímicas.

Comunica directamente con el alma.

Perfecta para meditar sobre la muerte.

Sirve para estados mentales de estrés profesional o confusión.

Buena para tratar la tensión y las jaquecas.

Positiva para las personas que tengan una fuerte personalidad o mal genio.

Restablece el equilibrio mental.

Muy buena contra las pesadillas crónicas.

Color: Malva

Signo zodiacal: Piscis

Planeta: Neptuno

Día de la semana: miércoles

Variante del cuarzo. Equilibra el séptimo chakra.

La amatista es una gran protectora

Protege del ataque psíquico

Tranquilizante natural

Potencia los estados elevados de conciencia y meditación

Supera adicciones y bloqueos de todo tipo

Relaja o estimula la mente, según resulte adecuado

Potencia la asimilación de nuevas ideas y conecta la causa con el efecto

Facilita el proceso de toma de decisiones

Calma y sintetiza a nivel mental

Es de ayuda en los casos de insomnio y protege de las pesadillas recurrentes

Potencia la memoria y mejora la motivación

Ayuda a recordar y comprender los sueños

Facilita el proceso de visualización

Equilibra las subidas y bajadas, favoreciendo el centramiento emocional. Disipa la ira, la furia, el miedo y la ansiedad

Ayuda a integrar las pérdidas

Tranquilizante natural.

Estimula el 6º Chacra o Tercer Ojo

Potencia los órganos de limpieza y eliminación

Potencia el sistema inmunitario

Limpiador sanguíneo

Potencia la producción de hormonas, y sintoniza con el sistema endocrino y el metabolismo

Sana las enfermedades pulmonares

Alivia los dolores de cabeza y permite soltar tensiones

Alivia el dolor, las tensiones físicas, emocionales y psicológicas.

Sana las dolencias de la piel

Trata el insomnio y aporta un sueño reparador

Sana los desórdenes celulares y el sistema digestivo

Limpia el aura

Transmuta la energía negativa

Estimula los chacras de la garganta y coronilla

La amatista aumenta la inteligencia, preservando de las enfermedades contagiosas y la gota.

Es adecuada para los sistemas nervioso y endocrino.

Ayuda a la diabetes y fortalece los glóbulos rojos. Purifica y armoniza el ambiente en que se vive o trabaja, trasmutando las energías negativas en positivas.
Es una piedra de poder, energía, pureza y justicia.

Sirve de protección, paz y espiritualidad pues no permite la tristeza ni la injusticia.

Desarrolla el poder psíquico y produce buena suerte.

Es la puerta de las fuerzas espirituales superiores. Las neuralgias y dolores de cabeza se curan frotando la piedra en el lugar afectado.

La máxima protección que se puede llevar es:

Una Cruz de Malta en oro, rodeada por un círculo, también de oro, con una amatista en el centro. Por su proyección de luz ultravioleta es muy empleada por médicos y sanadores.

Relacionada con los chakra coronaria y tercer ojo. Antiguos alquimistas decían que la piedra se oscurecía si se encontraba o enfrentaba con poderes negativos.

Limpia la negatividad. Ayuda a dormir. Para el asma y la depresión.

Un cambio vital y un cambio de conciencia. Fidelidad en el amor, libertad de los celos.

Pertenece a la familia del Cuarzo, por lo qué en ella se concentran todas las cualidades del Cuarzo la estabilidad, equilibrio emocional, potencia todos los órganos internos.

Los romanos la conocían como protectora para los excesos con el vino, en sus famosas bacanales. Está muy recomendada para la jaqueca.

Su afinidad con el Zodiaco

Aries, Sagitario, Capricornio, Piscis.

Todos los minerales tienen su propia afinidad, por lo que si usted en algún momento se ve atraído por la Amatista y no pertenece a ningún signo de los nombrados, es porque actúa la atracción propia del mineral. 

Propiedades curativas y espirituales.

Drusa de Amatista

La Amatista está relacionada con el séptimo chakra localizado en el centro de la cabeza o corona.

La Amatista se puede adquirir en variadas formas para los diferentes fines.

Si la quieres para llevarla en el bolso, bolsillo o en la mano (recomendada para las personas con ansiedad o nervios por stress) han de adquirir una Amatista rolada.

En forma de drusa son las amatistas en bruto sacadas de trozos de geodas que pueden llegar a tener tamaños considerables.

Son recomendadas para decorar (las piezas grandes colocarlas principalmente en rincones o entradas de lugares). En piezas pequeñas colocarlas en Altares o estanterías.

Las Bolas, Pirámides, Puntas, son piezas para colocarlas en las mesas de noche o para hacer ejercicios de meditación.

Los masajeadores (puntas talladas con un extremo redondeado) sirven para los masajes en general o llevarla consigo.

Las pulseras y collares hechos de amatista imprimen a la persona que lo lleva, estabilidad y seguridad en sí mismo. 

La valoración de las gemas suelen ser siempre subjetivas.

Su belleza estética puede encontrarse en un espécimen que puede no estar muy valorado en el mercado, pero obtiene una gran aceptación entre el público no especializado.

Un bello canto rodado sacado de una Amatista en bloque con listas blancas es una pieza muy valorada para anillos o colgantes, pero la gema que se saca del interior de un cristal de Amatista a través de pequeños martillazos dados por manos expertas, consiguen arrancar diferentes tonalidades, que adquieren los mejores precios en el mercado

Signos afines a la piedra

Leo, Acuario, Capricornio, Piscis y Libra.

Utilidades, aplicaciones y propiedades curativas

Colocar una amatista durante diez minutos diarios, acostados y en estado de relajación, sobre zonas dolorosas para aliviar, en especial los dolores reumáticos.

Colocar una amatista durante diez minutos diarios, acostados y en estado de relajación, sobre la ingle derecha para evitar los apegos a las cosas materiales, dado que este estado nos convierte en personas posesivas, materialistas e interesadas.

Colocar una amatista durante diez minutos diarios, acostados y en estado de relajación, en la cabeza (sobre la coronilla), para encontrar la paz, el equilibrio, la serenidad, la armonía y principalmente para combatir la ansiedad y la depresión.

Colocar una amatista durante diez minutos diarios, acostados y en estado de relajación, sobre la frente para estimular la memoria y la inteligencia.

Colocar una amatista durante diez minutos diarios, acostados y en estado de relajación, dos dedos por debajo del ombligo para estimular la sexualidad y la procreación.

Colocar una amatista durante diez minutos diarios, acostados y en estado de relajación, sobre el centro del pecho para hacer que el corazón funcione a un ritmo perfecto.

Cuarzo púrpura. Asiste a la apertura psíquica/espiritual de manera terrenal, creatividad, coraje, intuición, autoestima. Ayuda a depurar el organismo.

APERTURA Y TRATAMIENTO DE CHAKRAS:

Abre, estimula y fortalece los chakras del bazo (Swadhisthana), deseo, placer, sexualidad y procreación; corona (Sahasrara), entendimiento; y Sacro (Muladhara) supervivencia, arraigo.

Aries y Sagitario.

Jaquecas, migrañas, stress, problemas de visión, etc.

La AMATISTA es un cuarzo púrpura, es una piedra empapada en la magia antigua.

Es, quizá, tan popular hoy en día como lo fue hace dos mil años.

El nombre de la piedra procede del griego amethustos, que significa: "el que no está ebrio". Griegos y romanos bebían en copas de amatista para protegerse de los efectos del alcohol.

Según Plinio, la amatista protege de la brujería si está grabada con las figuras de la Luna y del Sol y va atada al cuello con plumones de pavo real y las plumas de una golondrina, debido a que estos dos animales eran sagrados para los antiguos.

La amatista es una piedra espiritual con absolutamente ningún efecto colateral o asociaciones con la violencia, la ira o la pasión, la amatista es la piedra de la paz.

Acción Psíquica: de gran poder para poder superar estados de desesperación espiritual; de confusión mental por exceso de preocupaciones de índole laboral, de desánimo.

Es ideal para chicos irritables que no soportan que los toquen o los miren, hecho este que obedece, en muchos casos, a la presencia de parásitos intestinales, a los que esta piedra combate eficazmente.

Acción Emotiva: Ayuda a personas que desean templar el ánimo y sus emociones; aporta claridad y serenidad en caso de hondos contenidos emocionales a los que ayuda a superar. Es un gran estabilizador anímico.

Acción Energética: Es en esta esfera donde brinda sus mayores beneficios, ya que sus vibraciones tienen la virtud de abrir los canales de energía que conducen hacia una mayor conciencia global. Brinda ayuda inapreciable a quienes han emprendido un camino de búsqueda espiritual, pero que no pueden controlar su energía sexual para transformarla en energía creadora.

Su poderío y su influjo exceden todas las descripciones.

A través de los siglos, siempre ha recibido el nombre de "piedra benéfica", porque atrae la buena suerte para los amantes, los deportistas, los cazadores y los hombres de negocios.

Según la tradición popular, el poder gigantesco de esta gema puede corroborarse, puesto que es la única eficaz contra la embriaguez.

Se asegura que quien duerme luciendo una amatista en contacto con la piel tiene sueños placenteros, ya que elimina la angustia, aleja los temores y dota de confianza, coraje y vigor.

Desde el punto de vista curativo, se le asigna poder para resolver problemas de gota, desequilibrios nerviosos y, en menor medida, envenenamientos.

La amatista es especialmente favorable a los nacidos bajo el signo de piscis, pero resulta un amuleto tan poderoso que se considera afortunado para todos los signos.

Esta piedra es excelente para mitigar el enojo, el estrés y la depresión.

Alivia igualmente el insomnio, aleja las pesadillas y atrae sueños proféticos.

Entre sus múltiples propósitos mágicos están el Amor, la seguridad en sí mismo, la libertad de adicciones, la curación y la guía espiritual.

La amatista aumenta la inteligencia, preservando de las enfermedades contagiosas y la gota.

Es adecuada para los sistemas nervioso y endócrino.

Ayuda controlar la diabetes y fortalece los glóbulos rojos.

Purifica y armoniza el ambiente en que se vive ó trabaja, transmutando las energías negativas en positivas.

Es una piedra de poder, energía, pureza y justicia.

Sirve de protección, paz y espiritualidad pues no permite la tristeza ni la injusticia.

Desarrolla el poder psíquico y produce buena suerte.

Es la puerta de las fuerzas espirituales superiores.

Las neuralgias y los dolores de cabeza se curan frotando la piedra en el lugar afectado. La máxima protección que se puede llevar es: un pentaculo en oro, rodeado por un círculo de oro, con una amatista en el centro.

Por su proyección de luz ultravioleta es muy empleada por los médicos y los sanadores. Está relacionada con los chakras coronario y tercer ojo.

Antiguos alquimistas decían que la piedra se oscurecía si se encontraba o enfrentaba con poderes negativos.

Cristal, símbolo de dignidad, poder mental. Armoniza nuestros chakras (centros de conciencia). Es la piedra del reencuentro con nuestro verdadero ser, con el silencio espiritual.

ENERGÍA 

Justicia, meditación, paz interior, claridad mental, insomnio, dolor de cabeza de tensión, enfermedades de los nervios, del pulmón, piel, intestino. Alivia en momentos de angustia y consuela el dolor, equilibra cuando haya alteraciones de sueño.

La amatista es uno de los cristales más importantes del planeta. Es un cristal fundamental que todo el mundo debería tener siempre a mano porque nos ayuda en gran cantidad de casos.

Básicamente su función primordial es la de transmutar todo lo negativo en positivo.

Esto es muy importante por ejemplo en casos de conflicto emocional, puesto que ayuda a proyectar hacia afuera exactamente cuál es nuestro problema.

Si la utilizan personas con fuertes problemas mentales como depresiones muy profundas o esquizofrenia, puede resultar un cristal demasiado perturbador.

Sin embargo en enfermedades mentales normales como la depresión normal, puede aliviar la carga y ayudar a salir del problema a quien la utiliza.

Tiene también una faceta de calmante y tonificante de modo que en casos de estrés, nervios, angustias, miedos,... puede ayudarnos a superarlos y recuperar nuestras energías.

26 de septiembre de 2015

ENERGÍA Y VIDA

La vida real es como un juego al que literalmente todo el mundo está jugando.

Cabe destacar que los jugadores que consiguen mayores éxitos gastan su tiempo en realizar las acciones correctas en cada momento.

Más adelante, cuando el Dinero entra en el juego podrá parecerte que es el objetivo de toda la partida, pero tu máxima prioridad siempre debe ser controlar qué haces con tu tiempo, puesto que es un parámetro que se agota inexorablemente.

Tenemos que pensar que la vida reparte cartas, porque en el fondo es como un juego de cartas; pero existe un pequeño detalle, que no todos somos capaces de jugar bien al mismo juego; así que cada uno tiene que encontrar su juego; aquel para el que está preparado, disfruta y sabe jugar, porque a veces ocurre que el que está negado para un juego, es el mejor en otro, por eso es básico saber cuál es nuestro juego y jugarle.

Pero en nuestra misión es para que me entiendas como un juego de cartas.

Cada uno tenemos que jugar con las cartas que nos tocan.

Estamos muy acostumbrados a utilizar gratuitamente la palabra inteligente, y se la regalamos a cualquiera que nos lo parezca.

Una persona inteligente es la que sabe escoger, por eso debemos ser inteligentes y escoger siempre bien, no solo lo que más nos guste, sino aquello que podamos hacer bien y que nos haga felices.

Así que debemos ser conscientes de nuestras cartas e intentar jugar con ellas lo mejor que podamos.

Podemos ser los peores en un juego, pero en otro, no solo no somos malos, sino que  somos los mejores, y ganamos siempre; por eso es muy importantes que nos conozcamos a nosotros mismos, y sin complejos ni egos inflados, tengamos muy claro para lo que valemos y para lo que no valemos.

Yo no valgo para cantar, tengo muy mal oído, y desafino , por eso , no sería razonable que decidiera formar parte de un coro maravilloso que canta  en la ópera.

Si yo quiero cantar porque me gusta, puedo  automotivarme, asistir a clases y esforzarme para aprender, pero no es aconsejable que me ponga un listón altísimo,  que solo servirá para deprimirse.

La vida es un juego que gana el que más disfruta.

La vida es un juego fuerte y alucinante, la vida es lanzarse en paracaídas, es arriesgarse, caer y volver a levantarse, es alpinismo, es querer subir a lo alto de uno mismo y sentirse insatisfecho y angustiado cuando no se consigue.

Quién dijo que la vida es un sueño?

La vida es como un juego, un juego de azar.

De todas formas no es necesario participar, la verdad es que puedes sentarte a observar cómo los demás se divierten o puedes hacerlo tú mismo.

Tuya es la decisión.

En cualquier momento sonará la campana que finaliza el recreo y nos empezaremos a plantear que nos quedamos con ganas de hacer algo, de entregarnos a besos que nunca prometimos, de estar solos y no decir nada…

Nos quedaremos con “ganas de hacer tanto” que al final solo podremos “recordar las ganas".

Lo cierto es que tú y yo tenemos nuestras cartas, consiste en querer jugarlas.

Vamos a tener cartas buenas y cartas malas pero no importa la cantidad sino lo bien que consigamos jugarlas.

A medida que avanza el juego recibiremos más; podrán mejorar o empeorar nuestra jugada pero nunca dejarán de llegarnos más en cada baza.

Esta metáfora de las cartas, propuesta por Voltaire, resulta un manjar para la esencia.

En este sentido no hay opción de rendirse, puede ser que te ahogue un poco vivir entre cartas, sobre todo cuando no acabas de pillar la dinámica del juego, pero las opciones están ante ti.

En verdad no se trata de ganar o perder, se trata de jugar.

"Jugar=es Vivir"

Hay personas con las cartas marcadas, personas tóxicas, personas que defraudan y engañan y que se aprovecharán de la buena voluntad del resto de jugadores de su mesa.

También hay que decir que, en cierto modo, en la misma partida, no es lo mismo ser jorobado y tuerto que ser Sharon Ston.

Entiéndase de aquí que los guiños de la vida no nos favorecen a todos por igual en cada jugada; lo que sí es seguro es que tendremos nuestro momento de gloria siempre y cuando mantengamos la atención en nuestra estrategia.

Es imposible que nuestras cartas sean iguales así que no puedo decirte cómo debes jugarlas; no sé qué estrategia debes seguir pero es tarea tuya descubrirlo.

Lo que te estoy queriendo decir es que lo único que tengo claro es que tenemos que poner todo nuestro corazón en vivir para poder pasarlo bien y no quedarnos con nuestras cartas en la mano.

De todas maneras hay infinitas formas de jugar y nunca podremos eludir el hecho de que tenemos que mantener el equilibrio de cinco pelotas en el aire mientras jugamos la partida.

Estas pelotas son el trabajo, la familia, la salud, los amigos y el espíritu.

Es fácil que pronto nos demos cuenta de que el trabajo es una bola de goma, si se cae, rebotará.

Pero, sin embargo, los otros cuatro balones (familia, salud, amigos y espíritu) son de vidrio.

Si en nuestro malabarismo no cogemos uno a tiempo, si lo dejamos caer, va a quedar dañado o roto para siempre.

Nunca, nunca volverán a ser los mismos.

Los pasos para desarrollar la técnica estrella que nos permite jugar nuestras cartas y, a la vez, mantener el equilibrio de nuestras bolas en el aire.

No disminuyas tu propio valor comparándote con otros.

Porque somos todos diferentes  cada uno de nosotros es especial.

No fijes tus objetivos en razón de lo que otros consideran importante.

Solo tu estás en condiciones de elegir lo que es mejor para ti.

No des por supuestas las cosas más queridas por tu corazón.

Apégate a ellas como a la vida misma; porque sin ellas la vida carece de sentido.

No dejes que la vida se te escurra entre los dedos por vivir en el pasado o para el futuro.

Si vives un día a la vez, viviras TODOS los días de tu vida.

No abandones cuando todavía eres capaz de un esfuerzo más.

Nada termina hasta el momento en que uno deja de intentar.

No temas admitir que no eres perfecto. 

Ese es el frágil hilo que nos mantiene Unidos....en un mismo corazón.

No temas enfrentar riesgos. 

Es corriendo riesgos que aprendemos a ser valientes.

No excluyas de tu vida al amor diciendo q no lo puedes encontrar.

La mejor forma de recibir amor es darlo; la forma más rápida de quedarse sin amor es aferrarlo demasiado; y la mejor forma de mantener el amor el darle alas.

No corras tanto por la vida que llegues a olvidar no solo donde has estado sino también a dónde vas.

No olvides q la mayor necesidad emocional de una persona es la de sentirse apreciado.

No temas aprender. 

El conocimiento es ligero, es un tesoro que se lleva fácilmente.

No uses imprudentemente el tiempo o las palabras.

No se pueden recuperar.

La vida no es una carrera, sino un viaje que debe ser disfrutado a cada paso.

El Ayer es historia, el Mañana es Misterio y el Hoy es un regalo: por eso se le llama… el Presente.
El juego de la vida está colmado de poderosas enseñanzas, grandes palabras y principios por los que actuar día a día.

Hay millones de cosas por disfrutar y por sentir, millones de sonrisas que destapar y miles de millones de carcajadas que soltar.

Agotemos nuestras ganas porque nunca es tarde, no dejemos q suene la campanada que finaliza nuestra partida sin antes haber jugado porque la vida es nuestro mejor juego quizás el más importante y si jugamos bien nuestras cartas..crecemos.. evolucionamos como personas y nos convertimos en unos seres más grandes y mágicos de lo que es un ser humano...llegamos a convertirnos en seres de luz...y esa luz une todos los corazones convirtiéndolos en un gran corazón de magia y de color llamado AMOR

24 de septiembre de 2015

LIBERARSE DE LA CULPA

Arrepentimiento o remordimiento debido a alguna actividad llevada a cabo de forma consciente contra tu bienestar interno o el de otra persona.

Síntomas

Paranoia: pensar que los demás siempre tienen una visión negativa de ti.
Incapacidad de mantener pensamientos positivos.
Preocupación por la opinión de los demás.
Sentimiento de tristeza profunda.
Pérdida de la esperanza.

Causas

Incapacidad de abrirse.
Incapacidad de perdonarse.
Falta de conocimiento claro sobre cómo evitar o reconocer situaciones que provocan acciones perjudiciales para el bienestar.

Soluciones

Aprender la lección de el pasado es pasado.
Pensamiento elaborado para no repetir los errores.
Evitar situaciones o personas que inducen a acciones contra el bienestar.
Desarrollar la confianza en la capacidad de superar los errores, en vez de quedarse llorando por el pasado.
Conocer y entender las leyes espirituales para saber lo que es cierto y lo que es erróneo.

Extraído del Libro LA PAZ COMIENZA CONTIGO

23 de septiembre de 2015

EL CUERPO ESTÉRICO

Es el primer vehículo de nuestros cuerpos sutiles, que tiene la vibración más baja y que parece ser la réplica de nuestro cuerpo físico en una materia menos densa. 

El cuerpo etéreo, también llamado cuerpo vital opranayama kosha expresa nuestro principio vital y se compone de partículas etéreas. 

Es similar al cuerpo físico en tamaño y dimensiones, por lo cual se le considera una suerte de gemelo metafísico de nuestro cuerpo material y está estrechamente ligado a las funciones, salud y vitalidad de éste. 

De alguna manera, nuestro cuerpo etéreo nos da vida y mantiene nuestras necesidades y procesos físicos. 

También es a través de este vehículo que se traducen materialmente las energías del universo y de nuestro sistema energético.

Nosotros (los humanos) tenemos dos aspectos el visible y el invisible, así como hay átomos visibles

hay átomo invisibles, los átomo están formados por un protón y un , o dos , o tres, electrones, eso es en química. 

El alma es un cuerpo físico invisible, por lo tanto tiene átomos.

Los el electrones giran giran alrededor del núcleo y el espacio donde gira, se oscurece cuando uno (nosotros, los humanos) obramos, pensamos, actuamos, tenemos sentimientos oscuros, groseros, bajos, todo eso oscurece, una luz divina que es blanquísima, porque esa Luz es Dios.

El cuerpo etérico es un cuerpo físico pero invisible, está formado justamente de esa memoria, donde se acumula todos los recuerdos, así como el cuerpo emocional, es el cuerpo de las emociones y el cuerpo mental es el continente de la sustancia mente, todo ellos están interpenetrados enel cuerpo físico visible, los otros son también físicos, pero invisibles.

*El cuerpo físico es el cuerpo de la expresión. Se conoce también como el vehículo del YO o del SER, porque el objetivo de la Evolución consiste en que el Espíritu (o Esencia) se manifieste en la Forma (físico o materia).

- Está formado por el cuerpoffísico denso y Cuerpo Etérico. Puesto que ambos funcionan en el plano físico están compuestos de materia física y son abandonados por el hombre al tiempo de su muerte.

- La materia o sustancia física se subdivide en: sólida, líquida, gaseosa y etérea. Esta última se compone de cuatro estados distintos entre sí, como lo es el líquido respecto al sólido y al gaseoso.

La visión que se tiene actualmente del Cuerpo Físico denso está limitada. El hombre se mueve por hábitos, costumbres y modas, pero no por lo que realmente necesita su cuerpo físico .

Cuanto más sensible se es alcuerpo más crece el respeto y la comprensión de que es un vehiculo, tu vehículo, en el que existen otras vidas menores que dependen de lo que tú les des para vivir. 

Entonces surge una nueva necesidad, la de dar al cuerpo lo que realmente necesita, no lo que más le gusta o lo que más le apetece, sino lo que es mejor para su desarrollo y evolución.

No podemos hablar del Cuerpo Físico y no mencionar la enfermedad.

Existen dos razones por las que una persona puede tener una enfermedad:

La primera es Kármica, es decir, la persona, como parte de su proceso de evolución, decide nacer enferma o contraer en un momento determinado una enfermedad. 

Estas enfermedades están escritas en el ADN de la persona porque forman parte del proyecto para su vida.

La segunda es cuando aparece la enfermedad como consecuencia de no escuchar al propio cuerpo, de darle lo más negativo, la forma de vida que va en contra de sus propios principios, etc.

Afortunadamente, el Cuerpo Físico está creado con una capacidad tan impresionante de salvar las dificultades que realmente demuestra que es una auténtica y perfecta máquina creada por una inteligencia superior. 

La enfermedad y el dolor son alarmas para advertir al hombre de algo que no funciona. 

Pero, ¿Qué le ocurriría al hombre si aprendiese a escuchar a su cuerpo?

El aura de nuestro cuerpo etéreo  

Representa el sobrante de esta energía vital, que el cuerpo descarta a través de los poros. 

Lo que sucede luego es muy interesante: la energía que sale de un cuerpo que tiene su nivel adecuado de energía vital (relacionado además con una mente sana, por supuesto), genera una película protectora que impide la entrada de vibraciones negativas y de gérmenes o enfermedades. 

Este es un argumento más que apunta a que las enfermedades son generadas por factores que no siempre son exteriores y más posiblemente psicológicos o emocionales. 


El aura de la salud 

Esta película (también conocida como el “aura de la salud”) se debilita por hábitos nocivos como una alimentación inadecuada, falta de ejercicio físico, por el uso recurrente de sustancias tóxicas, pero más notablemente por comportamientos, hábitos mentales o patrones emocionales negativos. 

Nuestro cuerpo se vuelve entonces más susceptible a las vibraciones negativas, además de encontrarse más expuesto a los gérmenes que algunas veces generan enfermedades. 

El debilitamiento del aura protectora también significar una pérdida de energía a través de las fisuras de esta película energética.

El cuerpo etéreo funciona como un puente esencial entre nuestro cuerpo físico y la manifestación inmaterial de nuestro ser. 

Transmite las percepciones captadas por los sentidos y nuestros procesos físicos a los cuerpos astral y mental, es decir los dos subsiguientes, además de transportar información generada en estos dos cuerpos (de carácter emocional o mental) a nuestro ser físico. 

La enfermedad se refleja primero en el cuerpo vital antes de que sea manifiesta materialmente.

Esta conexión estrecha entre nuestras emociones y nuestros pensamientos, y nuestro bienestar físico da cuenta de la naturaleza holística de nuestro ser. 

Hacer énfasis en el poder de la mente y en la importancia de un pensamiento positivo para nuestro equilibrio emocional, paz interior, salud y para la expansión de nuestro espíritu.

Trabajar cada uno de nuestros cuerpos directamente y todos de forma indirecta. 

El cuerpo físico y su ser vital (cuerpo etéreo) se trabajan  la práctica de, desintoxicación y limpieza externa e interna.

A deferencia de los otros tres cuerpos sutiles, que continúan existiendo y se reunifican cuandonuestro ser espiritual vuelve a vivir en otros cuerpos, el cuerpo etéreoexiste de manera interdependiente del físico y desaparece luego de algunos días de la muerte del cuerpo material

Este cuerpo es un elemento del sistema energético, que alberga nuestra energía vital y la fuerza que mantiene nuestra salud. 

La memoria cerebral queda plasmada en este y se transpasa, antes de diluirse, ..fusionandose con el cuerpo emocional, en sensaciones que ya solo podrá codificar nuestra Mentesuperior con pensamientos altruisas,junto con nuestro corazón, que purificará nuestras emociones,gracias a los nuevos sentimientosnacidos del desapego y la entrega..

CUERPO FISICO - ETERICO Y SU RELACIÓN CON LOS CHAKRAS

Toda partícula sólida, líquida o gaseosa del Cuerpo Físico se encuentra rodeada de una envoltura

etérica, por ello, el Cuerpo Etérico o doble etérico, como también se le denomina, es un perfecto duplicado del Cuerpo Físico denso.

El Cuerpo Etérico no es un cuerpo separado del físico y no posee conciencia separada de él, sino que actúa como canalizador de la energía. 

Podemos decir que el Cuerpo Etérico es el que recibe y emana la energía, y que a través de él se puede observar la salud de una persona.

La materia etérica, aunque invisible al ojo humano, es materia, y por tanto puede llevar información al cerebro. 

Un ejemplo común de la existencia del Cuerpo Etérico es lo que les sucede a algunas personas cuando, después de haberles sidoamputado un miembro, siguen sintiendo dolor en él. 

Ello es debido a que la parte del Cuerpo Etérico que recubría el físico denso aún no se ha desprendido. 

Por ello, y durante algún tiempo, el Cuerpo Etérico seguirá teniendo sensaciones que transmitirá al cerebro.

El Cuerpo Etérico es un cuerpo energético y dentro de él es donde se encuentran los Chakras.

La palabra Chakras proviene del sánscrito y quiere decir literalmente rueda o disco giratorio, por tanto, los Chakras son unas ruedas o puntos de energía cuya razón de existir es canalizar y mover las fuerzas a través de ellos.

Las fuerzas que fluyen entre los Chakras son indispensables para la vida física, por ello, todos los individuos poseemos Chakras, lo único que varía es la cantidad y el grado de energía que hay en cada uno de ellos. 

El tamaño de un Chakra varía de 5 cms. hasta 15 centímetros de diámetro.
Cuando el grado de desarrollo de un individuo es bajo, los Chakras se mueven lentamente, mientras que si pertenecen a un individuo más evolucionado, el movimiento, la velocidad y el brillo son más intensos.

Las funciones de los Chakras son dos: Una, distribuir y absorber Prana o Vitalidad para mantener activo el Cuerpo Físico. 

Otra, llevar al plano físico cualidades o energías procedentes de planos superiores del hombre.

Corresponde al elemento Fuego.Este cuerpo es de muy alta vibración y es el único que permanece junto al alma en todas sus encarnaciones. 

Éste cuerpo lleva grabado el plan divino y todo lo que hicimos en cada una de nuestras vidas (hechos, emociones, pensamientos, etc.) está continuamente registrando absolutamente cada una de nuestras acciones a lo largo de todas nuestras vidas. 

Nada se le escapa. 

También se lo conoce como Aura. Llamado en oriente Lingan Sarira; por el Maestro Paracelso Mumia. 

Es una materia termo-electro-magnética, de color blanco. 

Este cuerpo es realmente la región superior del cuerpo físico, el que vitaliza y sostiene a éste en todas sus funciones. 

Ningún órgano podría funcionar y tener vida sin el cuerpo vital. 

Cada átomo del cuerpo etérico penetra dentro de cada átomo del cuerpo físico para hacerlo vibrar intensamente. 

Todos los fenómenos químicos, fisiológicos y biológicos; todo proceso metabólico, todo proceso de percepción, toda acción de calorías, etc. 

El Cuerpo Vital está constituído por 4 eteres: Lumínico, Reflector, Químico y de Vida. 

El Cuerpo Vital sirve de puente para la comunicación de las sutiles energías y mandatos de nuestro corazón.

Meditaciones para los chakras

Los Chakras son:

-Centro Básico, Sacro o Fundamental: 

El lugar donde se encuentra es en la base de la columna vertebral. 

Es el centro de gravedad del organismo. 

Es el asiento de la Energía Kundalini o energía creadora. 

El ascenso de esta energía por el centro de la columna vertebral va despertando cada uno de los centros de energía del cuerpo, iluminándolos y convirtiéndolos en auténticos soles.

-Centro Esplénico o del Bazo: 

Es llamado por los Yoguis "morada propia". Se encuentra en la zona del bazo. 

Ejerce influencia equilibradora en el sistema nervioso y en la temperatura del organismo.

-Centro Solar o Umbilical: 

También llamado Gema luminosa. Se encuentra en la región lumbar. 

Abre facultades como el talento, y produce visión en la mente y el funcionamiento lógico en la vida.

-Centro Cardíaco o del Corazón: 

Llamado lugar del sonido sin pulsación. 

Se encuentra en el centro del pecho. 

La actividad de este centro se consigue por medio del control de pensamiento, la estabilidad, la perseverancia, la paciencia, la confianza y el equilibrio mental.

-Centro Laríngeo: 

Se localiza en la región de la garganta. 

La actividad de este centro proporciona: rechazo a lo ilógico, resolución, veracidad al hablar, obrar correctamente, armonía en el vivir, esfuerzo para la superación, y poder estudiar la naturaleza interna oyendo siempre la Voz del Silencio.

-Centro del Entrecejo o Tercer Ojo: 

Se sitúa en el entrecejo. 

En él se encuentra el Ojo interno de la Visión Espiritual. 

Su energía despierta la inteligencia y el discernimiento. 

Su despertar otorga la evolución espiritual y el dominio del espíritu sobre la materia.

-Centro Coronario: 

También llamado Loto de mil pétalos. 

Se encuentra en el vórtice de la cabeza. 

En él se manifiesta ampliamente la Divinidad del Hombre-Dios.

La Naturaleza del Cuerpo Etérico

La substancia que es la verdadera forma que conforma todos los cuerpos físicos en cada reino de la naturaleza. 

La Ciencia ha precedido al esoterismo en el reconocimiento de la energía como factor dominante en la expresión de la forma.

El cuerpo etérico está compuesto principalmente de energía o energías predominantes, a las cuales el hombre, el grupo, la nación o el mundo, reaccionan durante un ciclo determinado o periodo mundial.

Proposiciones:

1. No existe nada que no posea una forma sutil e intangible, aunque sustancial de energía que controle, rija y condicione al cuerpo físico externo: el cuerpo etérico

2. Esta forma de energía está condicionada por la energía solar o planetaria predominante, que de forma incesante la crea, cambia y cualifica. Está sujeto a incesantes cambios.

3. Está compuesto de líneas de fuerza entrelazadas y circulantes, emanando de uno o varios de los siete planos o zonas de conciencia de la vida planetaria.

4. Dichas líneas y sistema entretejido de corrientes de 

EL CUERPO FISICO-DENSO

Corresponde al elemento Tierra, es el cuerpo más denso de todos. 

Este cuerpo es el vehículo del alma para su jornada en el tiempo y el espacio. Llamado por el Maestro Paracelso Limbus, en oriente Stula Sarira, el cristianismo Cuerpo Carnal y es un Cuerpo Celular, denso; es un conjunto maravilloso de sistemas complejos que se complementan en armonia, a fin de que el Vehiculo Tridimensional se manifieste en toda su plenitud. 

Decimos vehículo porque nos sirve de manifestación en el mundo material, este cuerpo está adaptado para vivir en la 3 Dimensión, no nos sirve para otras dimensiones paralelas más sutiles.
 

Este cuerpo físico está constituído por los cinco centros o cilindros de la máquina humana.

LOS CUERPO SUTILES


No todo el mundo cree que existe algo mas allá de nuestro cuerpo físico, pero solo es necesario un poco de desarrollo personal para ver que somos mucho más que un simple trozo de materia orgánica. 

Los que ya tenemos nuestras pruebas personales de la reencarnación y de quienes somos, en muchos casos tampoco tenemos demasiado claro como funciona todo ese proceso, nada sencillo por otro lado, tremendamente planificado y bien definido, y mucho más complejo de lo que, en muchas ocasiones, podemos llegar a pensar.

Los cuatro cuerpos sutiles

El ser humano está compuesto por varios cuerpos sutiles que se superponen al cuerpo físico y se interpenetran unos con otros. 

Estos cuerpos, además del cuerpo denso, químico y orgánico que es el cuerpo físico, son el llamado cuerpo etérico o vital, el cuerpo emocional, el cuerpo mental y el cuerpo espiritual. 

Este último, el cuerpo espiritual, es lo que por otro lado algunas personas suelen definir como el cuerpo causal o alma, aunque aquí las definiciones varían según la línea que estudies. 

En algunos textos el alma suele ser el compendio de estos cuerpos sutiles inferiores y llamamos espíritu a la “chispa” o matriz de luz que los usa como vehículo evolutivo. 

En otras tradiciones, el cuerpo espiritual es el alma, y los cuerpos sutiles son simplemente capas que la recubren, mientras que el espíritu es un componente aun más interno que no todas las personas poseen. 

Para hacerlo fácil, hablaremos del espíritu como el cuerpo espiritual y de los cuerpos etérico, emocional y mental como los componentes del alma.

El proceso del fallecimiento

Cuando llega nuestra hora de abandonar el plano físico, lo primero que sucede es que el cuerpo etérico, el cuerpo emocional, el cuerpo mental y el espíritu abandonan, normalmente por la parte de la cabeza, el cuerpo químico. 

En todos los aspectos, en esos primeros momentos, seguimos siendo “nosotros” al completo, simplemente no tenemos ya un vehículo orgánico del cual preocuparnos. 

A lo largo de los próximos tres días, aproximadamente, el cuerpo etérico o vital se irá desintegrando. 

Se produce lo que conocemos como la primera desoma, es decir, ha ocurrido la “primera muerte” y dejamos atrás todo lo que no nos sirve de la parte densa de nuestra vida. 

Puesto que el cuerpo eterico solo sirve de “molde energético” del cuerpo físico, al no existir este último, el cuerpo vital tampoco es necesario ya. 

Aun así, este cuerpo etérico que posee aun remanentes energéticos de todas las experiencias vividas por el cuerpo físico las traspasa al siguiente cuerpo sutil antes de desintegrarse, el cuerpo emocional, de forma que en este cuerpo emocional llevamos una carga muy importante de información sobre la parte física y etérica de nuestra anterior encarnación.

La segunda desoma en el plano astral

Mientras que la muerte del cuerpo se produce en el plano físico, y la desintegración del cuerpo vital en el plano etérico, el siguiente paso del proceso de salida de una encarnación se hace ya en el plano astral. 

Aquí es cuando cruzamos ese “túnel” de luz, y aparecemos normalmente en una de las regiones de los planos inferiores de este plano astral.  

Como todo nivel evolutivo, está dividido en siete regiones principales, siendo las tres primeras el llamado bajo astral, la cuarta el medio astral, y las tres siguientes el alto astral. 

Aquí, dependiendo del nivel evolutivo de cada uno, al cruzar y salir del plano etérico apareceremos en la zona que nos corresponda por frecuencia de vibración.

En estos momentos, el espíritu lleva consigo al completo el cuerpo mental, el cuerpo emocional, y la carga energética/experiencial del cuerpo etérico, en lo que algunas tradiciones ocultistas denominan el “átomo simiente”, que vendría a ser algo así como el contenido energético básico que contiene toda la información del cuerpo sutil en cuestión. 

Así, nuestro cuerpo emocional lleva un “átomo simiente” o carga energética del cuerpo eterico anterior que le servirá al espíritu para preparar en el futuro el molde físico de su nueva encarnación.

En estos momentos, ese espíritu, suponiendo que se trate de un alma “normal” (en el sentido de que no sea un alma errante o de niveles evolutivos superiores a la 3D, que entonces es otra historia aparte), pasa por un periodo de revisión de vida, en el cual revisamos y volvemos a sentir, principalmente porque se hace a través del cuerpo emocional, todo aquello que nos ha ocurrido en la encarnación que acabamos de dejar atrás. 

Mientras estamos haciendo está revisión, también el espíritu realiza una limpieza de aquello que ya no le es necesario, y traspasa toda la información y carga energética que desea usar de nuevo del cuerpo emocional al cuerpo mental. 

Se produce lo que se llama la segunda desoma, la segunda muerte.  

En cursos de proyección astral, se puede aprender también a proyectarse con el cuerpo eterico a cuestas, con el cuerpo emocional y mental, o solo con el cuerpo mental. 

Cuanto menos “carga” lleves, más “alto” en los planos internos puedes “subir”.

Ahora, ese espíritu está envuelto solo por el cuerpo mental, y los dos “átomos simiente” o remanentes energéticos del cuerpo etérico y del cuerpo emocional de la vida o vidas anteriores, con aquello que ha decidido mantener para la siguiente encarnación.

La preparación de la nueva vida, el plano mental

El siguiente paso del proceso ocurre en el siguiente nivel de los planos internos, el llamado plano mental. 

También dividido en 7 subniveles, los cuatro primeros se asocian a ideas y conceptos relacionados con el pensamiento y la mente concreta, mientras que los tres superiores se asocian a la mente y el pensamiento abstracto. 

De aquí nacen las fuerzas arquetípicas, los conceptos, las ideas, que luego caerán hacia el plano físico para tomar forma y manifestarse como el mundo que conocemos.

Es en este plano donde también nuestro cuerpo mental realiza una limpieza de aquello que no es necesario mantener para la siguiente vida y es donde se empieza a planificar la entrada de nuevo en el plano físico.

De vuelta para abajo

Así, una vez hemos visto las diferentes opciones que tenemos, hemos escogido lugar, línea temporal, fecha de entrada, lecciones principales a experimentar, misión a cumplir, etc., ese espíritu, revestido solo de un fino envoltorio que es el cuerpo mental, inicia su descenso al mundo físico de nuevo. 

En un plis plas pasa por el plano astral, donde se forma de nuevo la nueva capa que se va a convertir en el nuevo cuerpo emocional que vamos a tener, usando como semilla para que este germine el remanente energético que trajimos de la vida anterior (de ahí que le llamen átomo simiente). 

Ahora, en estos momentos, el nuevo espíritu tiene ya un cuerpo mental con la información sobre su propósito, y un cuerpo emocional recién creado con los remanentes de las vidas anteriores que no fueron desechados. 

El siguiente paso entonces es crear el cuerpo etérico, así que, con materia del plano etérico, bajando un nivel más hacia el plano físico, en otro instante el espíritu se reviste de un nuevo cuerpo eterico, que posee ciertas reminiscencias de los cuerpos usados en anteriores encarnaciones. 

Este cuerpo eterico marcará como será el nuevo cuerpo físico, hasta el mínimo de los detalles, de forma que si se planea que ese espíritu tenga algún “defecto”, es aquí en este cuerpo eterico donde se diseña ese defecto.

Además, este cuerpo eterico es el que se proyecta y se inserta sobre el bebe en formación en el útero de la madre, sobre el nuevo cuerpo físico que ha de nacer, que a su vez trae la configuración genética heredada de los padres. 

Si un cuerpo físico tiene un defecto genético heredado, pero el espíritu no considera oportuno manifestarlo, el cuerpo etérico no lo incluirá en el “molde” y ese defecto no se manifestará. 

Si ese cuerpo físico no trae ningún “defecto” pero el alma necesita alguna disfunción para su aprendizaje, se incluirá en el molde y ese cuerpo físico que ha de nacer lo manifestará.

Así, en ese momento, cuando el nuevo ser humano nace, tiene un cuerpo físico creado por la configuración genética de los padres, un cuerpo eterico resultado de las decisiones del espíritu para la nueva encarnación y con la carga remanente que ha permanecido de los anteriores cuerpos físicos ocupados, un cuerpo emocional nuevo que trae los remanentes energéticos de lo vivido en las últimas vidas y lo que se considera necesario para esta, y un cuerpo mental que trae consigo las instrucciones, planes evolutivos, lecciones, misión, etc. que habrán de ejecutarse para ese espíritu, que está entonces recubierto, encarnado, en un nuevo bebe, y que inicia una nueva aventura en el plano físico

16 de septiembre de 2015

POTENCIAR LA MENTE CON REIKI

Todos sabemos lo importante y fundamental que es la mente y nuestros pensamientos en nuestro día a día… gracias al Reiki podremos potenciar nuestras capacidades mentales, inteligencia, intuición, etc.

Es un ejercicio Reiki que podemos realizar todos los días, si eres una persona que trabaja pensando o haciendo grandes esfuerzos mentales podrás beneficiarte de esta práctica. Además podrás desarrollar otras capacidades como las místicas,las que (desde mi punto de vista) son más interesantes.

Es muy importante tener muy trabajados los tres símbolos clave.

Túmbate en un sitio cómodo donde no te puedan interrumpir.

Con tu mano de poder (la usas para escribir) realiza sobre tu frente los tres símbolos, mencionando su nombre tres veces, si lo deseas puedes hacerlo mentalmente. Como siempre, primero Cho Ku Rei, después Sei He Ki y por último Hon Sha Ze Sho Nen.

Luego sitúa tu otra mando detrás de la nuca, justo donde empieza la cabeza.Debes mantener esa posición durante 21 minutos, como mínimo.

Cuando haya pasado ese tiempo, quita los restos de energía de tus manos. Puedes hacerlo de diferentes formas: lava tus manos con jabón, dando tres palmadas fuertes o soplando con fuerza en tus palmas de las manos.

Como en cualquier ejercicio de Reiki, los cambios no son automáticos, debemos trabajar y ejercitar con mucha constancia para ver y sentir resultados.

Fuente: Reikinuevo

12 de septiembre de 2015

LAS CINCO CLAVES DEL AMOR VERDADERO

Empédocles decía que el amor y el odio son las dos fuerzas metafísicas de la vida, causas de todo movimiento y de toda separación y unión.

En el curso de la historia, el hombre ha experimentado diferentes aspectos y formas de amor, y les ha dado nombre. Con la palabra Eros, Platón designó el amor a la belleza.

Aristóteles llamó Filia al amor a los semejantes, a los pertenecientes al mismo grupo.

Ágape, al contrario, es el amor cristiano incluso hacia lo que no es digno de ser amado.

Ephithynia, era el factor de deseo en el amor sexual.

El instinto de amar no es una entelequia, no es una idea filantrópica, el deseo de amar es una necesidad del ser humano que satisface buena parte de sus expectativas en la vida y le integra en el mundo, dando expresión a sus cualidades más positivas.

Amar es el acto más generoso, aunque pueda trasformarse, en algunas ocasiones, en el más egoísta de los sentimientos hacia el otro.

Cuando existe el amor entre dos personas se generan dos clases de sentimientos diferenciados, aunque el uno necesite del otro para ser completo.

Al amar se satisface un ansia, un deseo de prodigar ternura y constituye una clase especial de realización.

Ser amado sacia otra necesidad, el deseo individual de ser querido y apreciado.

Si amar constituye una clase especial de realización, ser amado es la recompensa que se le otorga.

Estos dos sentimientos pueden existir independientemente, deben ser diferentes y es necesario diferenciarlos.

Amar significa anhelar a alguien, y la satisfacción de ser objeto de la ternura de otra persona tiene, sobre todo, el carácter de halago del yo y se relaciona con el sentimiento de la vanidad satisfecha., del orgullo complacido, aumenta la valoración de uno mismo.

El amor es una emoción que se desarrolla a edad temprana.

Cuando es positivo, constituye la base de los logros humanos y es el germen de la tolerancia, el autosacrificio, la amistad y muchas otras manifestaciones que pueden disfrutarse en las relaciones sociales.

Usado negativamente y cuando se dirige hacia uno mismo, se trasforma en vanidad, egocentrismo y orgullo; distorsionado se puede trasformar en odio y unido al miedo en celos.

Dentro de una relación de pareja no solo amar y ser amado es el alimento que proporciona satisfacción, también se busca la protección y la ayuda mutua, la confianza y la seguridad, sobre todo cuando ya se ha cumplido una edad madura en la que el sexo pasa a un segundo plano y se anhela, sobre todo, la estabilidad presente y futura.

Para amar es necesario que sean dos y en el amor tiene que haber una elección, tal vez la más importante de todas, pues con esa persona compartiremos las responsabilidades de la vida, la casa, los hijos y nuestras penalidades y alegrías.

Esta elección se puede realizar de dos formas, una puramente racional u otra emocionalmente intuitiva.

Y las razones por las cuales se elige a una pareja, básicamente son: que tú lo o la amas, porque el o ella te ama; porque te gusta alguien que pueda ser tu mejor amigo.

Existen dos clases de amor: Amor de compañeros, que es una amistad amorosa entre un hombre y una mujer, basado en el afecto, la confianza, respeto, lealtad y conocimiento íntimo mutuo; y amor apasionado, que se caracteriza por su estado emocional salvaje, en el que se genera confusión de sentimientos.

Hay ternura y sexualidad, júbilo y dolor, ansiedad y descanso, altruismo y celos.

El amor apasionado es limitado (de 6 a 30 meses) con posibilidad de resurgir a veces.

Además, hay una serie de principios por los cuales se explica cómo se forman las parejas y cuáles son los rasgos generales por los que una persona se siente atraída por otra

Proximidad. El contacto mantenido entre dos personas de forma frecuente genera confianza, de tal manera que estos dos sujetos se encuentran más cómodos y llegan a predecir el comportamiento del contrario, además, la proximidad puede crear la atracción.

Sin embargo, tiene que haber un sentimiento más fuerte para que esta relación llegue a ser armónica, ya que puede resultar el efecto contrario, que esta proximidad llegue a invadir la vida privada y la relación se convierta en irritante.

Apariencia física. Siempre resulta placentero observar lo que es bello y se tiende a pensar que cuando existe una envoltura bonita el interior también será igualmente bonito.

La popularidad que va unida a las personas que son agraciadas físicamente, la seguridad que proporciona así como la autoconfianza, son elementos que atraen de forma importante a los demás.

Características personales.

No tienen por qué ser las que realmente poseemos sino las que perciben los demás de nosotros.

La generosidad, sentido del humor y el buen carácter son cualidades que procuran comodidad en las relaciones.

La competencia, siempre y cuando sea moderada, es otra cualidad que la gente admira, pero el perfeccionismo se percibe con rechazo, porque recuerda a los demás sus propios defectos.

Similitud. Los miembros de una pareja tienden a tener características similares en cuanto a raza, cultura, edad, status, religión, educación, inteligencia, valores y actividades.

Aunque es probable que, si satisfacen los requerimientos de uno y del otro, los contrarios se atraigan hasta cierto punto.

Reciprocidad. Somos atraídos por las personas que atraemos y consideramos que con ello demuestran su buen gusto y criterio.

8 de septiembre de 2015

PAZ INTERIOR

Vivimos en una sociedad que nos obliga a tener vidas demasiado agitadas en las que no paramos ni un segundo.

Si nos descuidamos, nos vemos arrastrados por un sin fin de tareas, la mayoría de ellas insignificantes, pero que no nos dejan ni un minuto libre.

De hecho, estamos tan imbuidos en este ritmo que a veces, cuando tenemos un poco de tiempo para nosotros mismos, nos sentimos culpables.

Sin embargo, hay un momento en que es necesario decir “¡basta!”.

Basta a las preocupaciones sin sentido y al ritmo de vida agobiante.

Basta a las presiones sociales y al deseo de hacer todo de manera perfecta.

Reencontrar la paz interior es fundamental.

Por eso, de vez en cuando es imprescindible relajarse un poco, tomar una pausa y darle un nuevo orden a nuestras prioridades.

¿Qué es la paz interior?

La paz interior es una sensación subjetiva de bienestar, es impalpable pero muy real ya que nos llena de una profunda tranquilidad.

Se trata de un estado en el que nos liberamos de las principales preocupaciones, miedos, estrés y sufrimiento.

Sin embargo, la paz interior implica mucho más que liberarse de las emociones y sentimientos negativos, también significa ser conscientes de las maravillas de la vida y sentirse plenamente conectados con el universo y con nosotros mismos.

La paz interior es una sensación de calma en la que dejamos de batallar contra los pensamientos y las emociones negativas y perturbadoras, aunque eso no significa que no existan sino que dejan de dominarnos y de causarnos daño.

Es un estado en el que nos apartamos mental y emocionalmente de los problemas y conflictos cotidianos haciendo un alto en la vertiginosidad de la rutina diaria.

¿Se puede alcanzar la paz interior?

Muchas personas piensan que es imposible alcanzar un estado de paz interior.

Afirman que la vida cotidiana es tan incierta y a veces tan caprichosa, que no es posible encontrar la serenidad. Y es cierto, al menos para estas personas.

Cuando tenemos un problema de control externo y cualquier situación tiene el poder de incidir negativamente sobre nosotros y hacernos perder la calma, es imposible encontrar la paz interior.

Estas personas son como hojas movidas por el viento.

Sin embargo, eso no implica que sea imposible alcanzar la paz interior.

Una vez que tomamos las riendas de nuestra vida, podemos aspirar a la paz interior.

Por tanto, la paz interior no es algo que se encuentra a lo largo del camino, es una decisión personal, es algo que podemos construir asumiendo conscientemente aquellos comportamientos que nos pueden dar serenidad.

Siete claves para lograr ese estado de paz interior

1. Dedica tiempo a la reflexión.

Dedíca menos horas a los diarios y los noticieros y más tiempo a explorar tu interior.

Una vez que permites que tu mente absorba la negatividad que transmiten la mayoría de los medios, es muy difícil limpiarla.

Por eso, programa tu jornada de manera que te quede tiempo para estar a solas contigo mismo y reflexionar.

No se trata de que le des vueltas a tus problemas sino de que practiques la meditación, que intentes reencontrar en tu interior la paz y la serenidad que necesitas. Se trata de que cada día, saldes cuentas contigo mismo.

2. Simplifica tu vida.

¿A veces no quisieras que el día tuviese más de 24 horas?

No podemos alargar el día a nuestro antojo pero podemos simplificar nuestra vida, de manera que aprovechemos mejor cada hora.

Cada cierto tiempo, es conveniente detenerse y preguntarnos si estamos haciendo realmente lo que nos gusta o si estamos perdiendo tiempo inútilmente.

En este punto debemos pensar en cómo simplificar nuestra vida de manera que podamos centrarnos en las cosas realmente importantes, las que nos dan satisfacción.

3. Evita la crítica, practica la aceptación.

Tenemos una tendencia a comparar, sacar conclusiones y luego, criticar.

Sin embargo, la crítica negativa es el peor enemigo de la paz interior.

Cuando criticamos nos colocamos en la posición del que combate contra alguien, cuando deberíamos empatizar e intentar comprender.

La crítica no solo hace daño a quien es criticado sino también a quien emite ese juicio de valor.
La crítica suele ser expresión de una rigidez mental y de rechazo. Sin embargo, la paz interior no se logra cerrándose al mundo sino encontrando la sintonía con este.

4. Acepta los pensamientos y emociones negativas.

Encontrar la paz interior significa, ante todo, equilibrio.

Por tanto, no podrás encontrar la serenidad si continúas batallando contra los pensamientos y emociones “negativos” o si pretendes ocultarlos en el lugar más recóndito de tu mente.

Para alcanzar la paz interior es necesario que aceptes estos pensamientos y emociones, de hecho, al vivenciarlos, perderán su influencia sobre ti y lograrás liberarte de su carga.

5. Aprende a dejar ir.

A lo largo de nuestra vida vamos acumulando mucho resentimiento y rencor, estos sentimientos terminan haciéndonos daño y nos impiden lograr esa paz interior que tanto ansiamos.

Por eso, es fundamental que aprendamos a dejar ir esos sentimientos que nos afectan y mantienen atados al pasado.

La técnica de visualización “las hojas del río” te ayudará a lograrlo.

6. Practica la gratitud.

No dejes que pase un solo día sin sentirte agradecido por algo.
En realidad, siempre hay algo por lo cual dar gracias, solo hay que aprender a valorar las cosas que damos por descontado, como el simple hecho de vivir o de tener a nuestro lado a personas que nos aman y a las que amamos.

Cuando empezamos a sentirnos agradecidos por lo que tenemos, en vez de quejarnos por lo que no tenemos, reencontramos un nuevo equilibrio interno.

7. Da sin esperar recibir a cambio.

El egoísmo se ha asentado en nuestra cultura, las personas dan esperando recibir algo a cambio.

Sin embargo, para lograr la paz interior debemos despojarnos del egoísmo y reencontrar el placer de dar por el simple hecho de ayudar.

El propio acto de dar debe ser satisfactorio, esa es la meta, no esperar algo a cambio.