25 de julio de 2016

MENSAJE DE AMOR

En lo más profundo de mi ser hay un infinito manantial de amor. 

Ahora yo permito que ese amor aflore a la superficie, que me colme el corazón, el cuerpo, la conciencia, la totalidad de mi ser, y que desde mí irradie en todas direcciones, y que vuelva a mí multiplicado.

Cuanto más amor gasto y entrego, más tengo para dar, porque la provisión es interminable.

Ese gesto de amor me hace sentir bien, porque es una expresión de mi júbilo interior.

Porque me amo, cuido con amor de mi cuerpo.

Con amor lo alimento con comidas y bebidas sanas y nutritivas, con amor lo limpio y lo visto, y mi cuerpo, vibrante de salud y de energía, me responde con amor.

Porque me amo, procuro tener un hogar confortable, que satisfaga todas mis necesidades y donde sea un placer estar.

Lleno las habitaciones con la vibración del amor para que todos los que entremos en ellas sintamos ese amor y nos nutramos de él.

Porque me amo, trabajo en algo que realmente me gusta hacer, en una actividad que pone en juego mi talento y mi capacidad creadora, trabajando con y para personas a quienes amo y que me aman, y ganándome bien la vida.

Porque me amo, me conduzco y pienso con amor en todos, porque sé que aquello que sale de mí regresa multiplicado.

A mi mundo atraigo solamente personas capaces y dignas de amor, porque son espejo de lo que yo soy.

Porque me amo, perdono el pasado y me libero por completo de él.

Al liberarme de toda experiencia pasada, soy libre.

Porque me amo, amo totalmente en el presente, experimentando cada momento en su bondad, y a sabiendas de que mi futuro es luminoso, jubiloso y seguro, porque soy una criatura bienamada del Universo, y el Universo se ocupa amorosamente de mí, ahora y por siempre jamás. 

Y Así Es.

Fuente: Libro "Ud. Puede Sanar Su Vida" de Louise L. Hay

13 de julio de 2016

ORACIÓN DIVINO DE DIOS

“En El Nombre Divino De Dios

Invitamos: A Los Ángeles De La Luz viva De Dios, Diamantada

A Los Ángeles De La Luz viva De Dios, Plateada.

A Los Ángeles De La Luz viva De Dios, Dorada

Y A Toda La Bendita Creación De Ángeles De La Luz viva De Dios. Para Declarar 

La Paz De Dios,

En Los Corazones De Este Planeta.

Para Dar La Paz De Dios.

En Los Corazones De Este Planeta.

Para Recibir La Paz De Dios.

En Los Corazones De Este Planeta.

Para Vivir La Paz De Dios.

En Los Corazones De Este Planeta.

Todos Los Que Habitamos Este Planeta, La Esfera De Creación Del Padre Divino.

De Mi Padre De Amor Infinitamente Eterno.

En El Nombre Divino De Dios.

Invitamos A Los Ángeles De La Luz viva De Dios.

 Esferas De La Luz viva De Dios, Blanca-Diamantada.

Esferas De La Luz viva De Dios, Blanca-Plateada.

Con Las Esferas De La Luz viva De Dios, Blanca-Dorada.

Para Que Estas Esferas Divinas Eleven La Luz Viva De Este Planeta que es de Dios vivo.

Y Todo Lo Que Hay En El Interna Y Externamente.

A La Nueva Era De La Luz Viva De Dios vivo.

El espíritu santo y santísimo

Amen, Amén, Amen.

8 de julio de 2016

SÍ DIOS TE HABLABA ¿QUE TE DIRÍA?

Imagina que en ese espacio donde te encuentras ahora leyéndome, hay una puerta por donde está entrando el mismo Dios en persona.

Si, es Dios! No te distraigas conmigo y visualiza su rostro, o la forma que tiene, el color a su alrededor o la sensación que viene a tu cuerpo, siente la inmensa sorpresa de tener a Dios contigo; tu corazón late fuertemente y puedes escuchar a tu propia voz que te pregunta una y otra vez ¿Qué hace Dios aquí?

Dios, que monitorea tu respiración y cada uno de tus pensamientos, sabe de tu desconcierto, así que se sienta frente a ti, te mira fijamente a los ojos y después te dice:

“Siempre he estado en ti.

Estoy contigo ahora y estaré en ti mientras existas.

Estoy contigo y en ti cuando ríes, lloras, te preocupas, te maltratas, te amas, aún cuando te odias; estoy en ti aún cuando te sientes culpable o cuando no puedes dormir porque te angustia tu propia vida; si me niegas o si me amas también estoy en ti, si crees haber lastimado a alguien, si no logras estar en paz contigo también soy tú, así mismo cuando crees que eres cruel o cuando derrochas bondad también estoy en ti.

Soy el alma de todas las cosas, de todos los seres, de todo el Universo y por eso tu naturaleza es lo que YO SOY, entonces si Yo estoy en Ti, tú también eres Dios”.

Una brisa fresca entra por la habitación donde te encuentras ahora y tu vista deja de percibir a Dios en esta dimensión.

Sus palabras resuenan en ti, haciendo que te sientas digna/o de estar aquí, merecedora/o de toda la prosperidad que existe y más liviana/o sin la pesada carga de la culpa…

Ahora será más sencillo que comprendas que el problema humano radica en la separación.

Creemos que Dios es un tipo sentado en algún lugar del cielo, que se encuentra muy pendiente de cada paso que damos y de cada equivocación nuestra para castigarnos; que además de todo, sus castigos son terribles porque pueden ir desde una simple caída por las escaleras de la casa, hasta la pérdida de la vida en un accidente; pero Dios está muy lejos de ser ese mito que hemos creado.

Entonces pensando de manera más lógica me pregunto ¿Cómo sería nuestro mundo interior si creyéramos que cada paso que damos es inspirado por la voluntad divina?

¿De qué color veríamos la vida si supiéramos que los ojos que miran este escrito son los mismos ojos de Dios?

¿Sin la culpa de por medio habría enfermedad y mal-estar en la Tierra?

¿Acaso seríamos inmortales?

Si supiéramos que cada paso que damos es perfecto aunque nos hayan enseñado lo contrario ¿Seríamos felices?; si comprendiéramos que cada pensamiento que elegimos sincroniza con la totalidad y que no poseemos la facultad de causar un daño real a alguien porque todo es por elección propia, si recordáramos además que Dios no puede ser amenazado ¿Hallaríamos paz y tranquilidad en nuestro ser?

Eres un ser humano sin etiqueta, la divinidad que vive en ti no te permite ser totalmente algo o totalmente nada.

Has elegido creer que algunas emociones son perjudiciales, cuando lo que tal vez podría hacerte daño es la no aceptación de las mismas como un peldaño en la escalera del conocimiento; cada sentimiento que se genera en el Planeta pasa por el filtro humano para tomar forma, así que como Dios, tienes todo el poder de elegir. Ahora sabes que cuando sientes miedo, vergüenza, culpa, tristeza, angustia, preocupación o soledad, también eres perfecta/o, eres infinita/o, eres la mejor experiencia y eres luz.

Mi mensaje para ti (ten en cuenta que Yo Soy tú misma/o) es que consideres la posibilidad de la existencia de Dios en ti, como lo es la savia en el tronco de un árbol y como lo es la sal en cada una de tus lágrimas; el saberlo te dará la sensación de ser perfecta/o de no estar sola/o, te hará entender que no eres una pequeñísima parte perdida en el Universo, sino que la omnipotencia de el Universo radica en una pequeñísima parte de ti.

Gracias por leerme.

Fuente: vivicervera

PREGUNTAS FRECUENTES DE REIKI


Aquí respondemos las preguntas más habituales que realizan quienes se interesan en esta maravillosa disciplina, si tu pregunta no se encuentra, envíala para que la respondamos.

¿Qué es Reiki?

Reiki es un método de armonización natural de la energía vital de origen japonés. Se basa en la canalización y transmisión de la energía del universo que nos rodea por parte de una persona capacitada para ello a otra persona o a ella misma. “Rei” significa universo y “ki” energia vital, en japonés. Para aplicar Reiki se usan principalmente las manos.

¿Cual es el origen de Reiki?

La práctica de canalizar y transmitir energía es milenaria, el Dr. Mikao Usui, un monje y catedrático japonés, redescubre las técnicas para hacerlo y crea un método al alcance de cualquier persona en el Japon de 1920.

¿Para qué sirve?

Sirve para restaurar, equilibrar y desbloquear la energía vital del individuo, y así eliminar estrés, sanar y prevenir dolencias y enfermedades, aportándo paz y felicidad, a la vez que armoniza cuerpo y espíritu. Funciona sobre los cuerpos físico, emocional, mental y espiritual.

¿Quién puede practicarlo?

Cualquier persona puede practicar el método de Reiki, sin importar la edad, ni el estado físico, no exige ninguna condición previa.

¿Es necesario “creer” para practicarlo?

No. La energía Reiki siempre funciona aún sin creer en ella, es un elemento natural que existe desde siempre. Al igual que no necesitamos creer en el aire o en la electricidad, el Reiki no necesita de la fe de nadie porque es simplemente energía que se canaliza, se transmite y causa efectos. Generalmente cuesta creer en lo que no se ve, pero hoy con la foto Kirlian sí se puede ver la energía Reiki, por lo tanto pensamos que ya no es motivo de discusión.

¿Es el Reiki una religión o secta?

No. El método de Reiki es simplemente eso: un método para transmitir y beneficiarse con la energía del universo. Al hablar de Reiki estamos hablando de un elemento natural que se encuentra en todas partes, es inagotable y no pertenece a nadie. Es método es practicado por budistas, mahometanos, cristianos, shintoistas, ateos, etc. Es una herramienta al alcance de cualquier persona. Es libre y universal. No obstante al tratarse de una energia de vibración superior acrecienta la espiritualidad de quien lo practica, pero el aspecto religioso que pueda surgir de esto es responsabilidad de la persona, no del método.

¿Cómo se aprende?

Para aprender el método de Reiki es necesario un maestro, porque además de aprender las técnicas y posiciones de las manos entre otras cosas, es necesario que la persona sea sintonizada para poder canalizar y transmitir la energía del universo; sin esta sintonización la persona que quiera transmitir energía estaría aportando la propia y no la de la fuente universal, corriendo el riesgo de debilitarse.

¿Puede aprenderse solamente con libros?

Los libros enseñan mucho, pero sólo para quien haya sido sintonizado por un maestro de Reiki. En los libros se pueden encontrar procedimientos, técnicas y hasta los símbolos, pero de nada sirven sin la sintonización del interesado. Con esto se puede deducir que los libros sobre Reiki están escritos para las personas que han sido sintonizadas por un maestro y quieren seguir investigando y perfeccionando técnicas.

¿Cuánto tiempo lleva aprender?

El método es muy sencillo de aprender, no requiere habilidad alguna, ni entrenamiento para lograr objetivos, por ello en nuestro caso, un seminario de 3 horas es suficiente para realizar las sintonizaciones y recibir la instrucción necesaria. En un seminario la persona ya sale perfectamente capacitada para practicar Reiki.

¿Cuánto tiempo dura la capacidad para transmitir Reiki?

Después de la sintonización de primer nivel una persona queda capacitada para canalizar y transmitir Reiki en el acto y esta capacidad es permanente, no se pierde con el tiempo ni con la falta de uso. Si se deja de practicar por largo tiempo, la energía fluirá otra vez cuando se la invoque o necesite. Sin embargo como en toda disciplina, cuanto más se practique mejores resultados se obtendrán.

Se habla de niveles de Reiki ¿cuántos son?

En la actualidad se divide en 3 niveles y maestría, por lo tanto serían en total 4 etapas de crecimiento en el método. En el primer nivel la persona es sintonizada y capacitada para transmitir Reiki a través de las manos. En el segundo nivel se enseñan simbolos de poder con los que se puede enviar Reiki trascendiendo el tiempo y la distancia, se amplía el canal incrementando el poder de efecto. En el tercer nivel se enseñan otros simbolos y se conecta con la dimensión superior posibilitando el crecimiento espiritual. En el nivel de maestría se enseña el procedimiento de sintonización para cada nivel y la manera en que debe ser enseñado el método.

¿El Reiki cura enfermedades?

El Reiki restituye, equilibra y desbloquea la energía vital de la persona, si partimos de la base de que la mayoría de las enfermedades son causadas por desequilibrios energéticos y el Reiki justamente corrige esto, podemos deducir que hay enfermedades y dolencias que sanan por la acción del Reiki. No obstante, en el caso de que un organismo extraño, como un virus o bacteria, sea el causante de la enfermedad, sólo podemos esperar que Reiki beneficie y potencie el sistema inmunológico pero no que elimine el germen. Por lo tanto, siempre se debe consultar primero al médico y luego apoyar con Reiki el tratamiento que éste indique.
Al actuar sobre una enfermedad, el Reiki a corto plazo alivia los síntomas de la dolencia, a mediano plazo la sana y a largo plazo trabaja sobre la causa eliminándola.

¿El Reiki sustituye la medicina?

No. El método de Reiki bajo ningún aspecto debe sustituir la competencia profesional de un médico, sino al contrario, trabajar con él para ayudar a la efectividad de los tratamientos aplicados. Reiki no es una disciplina alternativa, es una disciplina complementaria. En E.E.U.U., Inglaterra y Alemania hay hospitales con gabinete de Reiki y es una terapia cubierta por las obras sociales. Esta tendencia esta esparciéndose por el mundo, encontrándose cada vez más clínicas y nosocomios que brindan atención con Reiki.

¿Cómo ayuda el Reiki a la efectividad de un tratamiento médico?

De muchas formas, principalmente manteniendo a la persona con la energía vital alta para hacer frente a la enfermedad; potenciando medicamentos y minimizando, y en muchos casos evitando por completo, los efectos secundarios de los mismos. Se ha corroborado que los desagradables efectos secundarios de los tratamientos de quimioterapia o rayos, disminuyen notablemente y a veces hasta son nulos, en enfermos de cáncer a los que se les brinda sesiones de Reiki durante el proceso.

Al dar Reiki a otra persona ¿puede “pasar” alguna dolencia al reikista?

No. El Reikista es simplemente un canal por donde fluye la energía del universo, esta es la energía de más alta vibración por lo tanto no puede ser contaminada por energías más bajas, el fluir de la energía, como ocurre en la física, va siempre desde la mayor calidad hacia la menor, no al revés. Tal como ocurriría si tuviésemos un tanque con 200 litros de agua conectado a otro de menor capacidad con un poco de agua sucia, el agua del tanque mayor fluiría para llenar el menor, en ese proceso el agua sucia del pequeño tanque nunca podria fluir hacia el mayor. La energía Reiki es luz pura, la oscuridad no puede invadir a la luz, es la luz que invade a la oscuridad. Si realmente es Reiki lo que se está transmitiendo, el reikista no corre ningún peligro de ser contaminado por una energía mas baja, ni de ser contagiado por una dolencia del receptor, siempre y cuando no se trate de una enfermedad infectocontagiosa en la que se deberá tomar las precauciones normales.

Al dar Reiki a otra persona ¿se debilita la energía del reikista?

No, pues no es la energía propia del reikista la que se transmite, sino la energía de la fuente universal. Por lo tanto el reikista nunca disminuye su energía sino al contrario, se energiza aún más ya que al ser canal está siendo irrigado por el Reiki recibiendo su beneficio. Al dar Reiki a otra persona el reikista recibe energía y ésta produce un efecto similar o mayor que cuando se realiza una sesión de autotratamiento.

¿Tiene alguna contraindicación el Reiki?

No. Al tratarse de energía cósmica, la misma que utiliza el universo para crear y posibilitar la vida, al tratarse de la energía del amor universal, no cabe la posibilidad de que el Reiki provoque algo malo o funcione perjudicando a quien lo recibe o lo transmite. El Reiki es energía inteligente, esto quiere decir que se autodosifica y actúa según la necesidad, donde no hace falta no fluye y donde sí hace falta fluye en la cantidad necesaria de acuerdo al receptor. Se habla de contraidicaciones en caso de marcapasos e intervenciones quirúrgicas, pero creemos que son sólo temores nacidos de una imaginación con poca confianza.

¿Puede recibir Reiki una embarazada?

Por supuesto, si estamos hablando de la energía creadora del mismo universo, no hay nada más beneficioso que el Reiki para la mujer que lleva una nueva vida en su vientre. Tanto la madre como el niño se armonizarán gracias a la energía de Reiki.

¿Hay diferentes estilos de Reiki?

Si. A medida que el Reiki se difundió por el mundo, se fue enriqueciendo con el aporte de maestros que recibieron nuevas revelaciones y crearon diferentes estilos, como Karuna, Reiki Egipcio o SHKM o Tera Mai. También hay escuelas de Reiki que siguen el sistema tradicional tal como lo enseñaba Usui Sensei con el estilo Jin Kei Do, marcando una diferencia entre el Reiki moderno que creció en occidente y el mencionado, más cercano a sus raices.

¿Puede transmitirse Reiki a los animales?

Si. A los animales, como a todo ser vivo, se los puede tratar con Reiki para sanarles enfermedades o energizarlos. También es muy efectivo en el caso de heridas y en los postoperatorios. En Sudamérica hay veterinarias en las que se aplica Reiki a las mascotas. También puede aplicarse Reiki a las plantas y árboles, a alimentos y medicinas.

Fuente: Reikiar http://reikiar.com/reiki/preguntas-frecuentes/

6 de julio de 2016

LA VERDAD SOBRE LAS MENTIRAS

“La mentira más devastadora es aquella con la que un hombre se engaña a sí mismo”, Friedrich Nietzsche

Las mentiras son maestras en el arte del disfraz


Siempre creativas, adoptan tantas formas como nuestra imaginación les permite. 


Las hay pequeñas y grandes, cobardes y atrevidas. 


A veces inocuas, a menudo extremadamente dañinas.


Todas ellas descaradas


Su mala reputación las precede. 


Sin embargo, son tan despreciadas como utilizadas


Lo cierto es que no existe ningún ser humano que no haya caído en la tentación de utilizar sus servicios en un momento u otro de su vida. 

Para muchos, son compañeras habituales. 

El mejor antídoto contra la cruda realidad. 

Pero su naturaleza tramposa resulta particularmente arriesgada. 

Cuando menos lo esperamos, se vuelven contra nosotros. 

Es entonces cuando nos enfrentamos al coste de vivir tras una máscara

Y no siempre contamos con los recursos necesarios para pagar tan abultada factura.

Las razones que nos llevan a mentir son infinitas

Pero todas se basan en un planteamiento común: evitar exponer la verdad

Utilizamos las mentiras como unescudo para proteger nuestras inseguridades y carencias. 

Así, mentimos por conveniencia, por vergüenza, por interés, por miedo e incluso por respeto a nuestro interlocutor.

 Algunas de las mentiras que decimos son respuestas automáticas

Las tenemos tan integradas que apenas nos damos cuenta. 

Pongamos por ejemplo una mañana cualquiera. 

Nos cruzamos con un conocido de camino al trabajo, y se acerca a saludarnos. 

“Buenos días, ¿cómo va?”, nos pregunta. Y casi sin pensarlo, respondemos: “bien, ¿y tú?”. 

Tal vez no nos interese compartir nuestras vicisitudes con esa persona. 

Posiblemente ni siquiera nos apetezca saludarla. 

Pero se imponen las normas de cortesía, al igual que cuando nos hacen un regalo que no nos gusta.

 En este tipo de situaciones, la mentira resulta útil e interviene en aras de facilitar nuestras relaciones, como una estrategia para proteger nuestra intimidad.

Lo cierto es que las utilizamos a diario, en todo tipo de interacciones .

 Y la mayoría no tienen mayor trascendencia. 

El problema surge cuando espoleados por nuestra inseguridad y el miedo a no ser aceptados tal y como somos, optamos por disfrazar la realidad a nuestro antojo. 

Resulta una idea tentadora. 

La vía más rápida para ganarnos la admiración y el respeto de las personas que nos rodean. 

Solemos empezar por algo pequeño, poco importante. 

Pero poco a poco, nos vamos enredando en el telar de las mentiras. Y en este proceso, nos olvidamos de que son como pompas de jabón. 

Brillantes e hipnóticas, contienen un universo de imaginación en su interior. 

Pero terminan reventando. 

Y su hechizo desaparece, al igual que la confianza que los demás han depositado en nosotros, destruyendo por completo nuestra credibilidad.

Vendedores de humo
“Se atrapa antes a un mentiroso que a un cojo”, Refrán popular

Cada persona tiene una relaciónúnica con la mentira. 

La más íntima es la que conocemos como autoengaño.

Solemos ponerlo en práctica a menudo por miedo al potencial conflicto y por el dolor que nos produce reconocer nuestros propios sentimientos y emociones.

E invariablemente, las mentiras que contamos a los demás son un reflejo de las mentiras que nos contamos a nosotros mismos. 

Se trata de una inercia tan sutil como perjudicial que ponemos en marcha desde la infancia. 

Mentimos y nos mentimos para eludir las frustraciones que nos causa nuestra realidad.

 Nos engañamos a nosotros mismos y a los demás cuando no somos capaces de afrontar las verdades que nos contrarían. 

Y también cuando nos ciega el interés para conseguir un objetivo concreto.

A lo largo de la historia, las mentiras han causado muchas bajas . 

Han truncado carreras, destrozado relaciones, causado guerras. 

Son la causa de la mayoría de grandes escándalos.

Sin embargo, vale la pena matizar los distintos tipos de mentira que utilizamos, pues no todas son iguales ni acarrean las mismas consecuencias . 

Según el diccionario, mentir es “decir algo que no es verdad con intención de engañar”.

 Pero también es “cualquier manifestación contraria a lo que uno sabe, cree o piensa”.

 Esta definición contiene todas las formas de mentira. Y eso incluye la omisión de información.

Por otra parte, cabe apuntar que quien engaña sin ser consciente de ello no miente, simplemente propaga su propia equivocación o visión distorsionada de la realidad. 

De ahí que lo que en última instancia define una mentira es la intención con la que se dice.

 Las más dañinas para nuestra salud emocional son aquellas que decimos para evitar responsabilizarnos de las consecuencias de nuestras decisiones, conductas y actitudes, perjudicando a los demás en la búsqueda de nuestro propio beneficio.

 Es lo que se denomina ‘mentiras conscientes’. 

Si bien resulta más fácil mentir por omisión, las consecuencias de no decir toda la verdad pueden ser equiparables a las de falsear la realidad con premeditación y alevosía .

La política de la honestidad
“Ningún legado es tan rico como la honestidad”, William Shakespeare

Cuando practicamos la honestidad no tenemos que preocuparnos de prestar atención a la versión de la historia que estamos explicando, ya sean anécdotas jocosas o cosas importantes que nos hayan sucedido. 

Los exponemos tal y como permanecen grabados en nuestra memoria

Pero cuando mentimos tenemos que permanecer alerta, controlando cada palabra que sale de nuestros labios para que resulte creíble y veraz.

 Lo cierto es que cuanto más nos enredamos en el complejo telar de las mentiras, más difícil resulta evitar los deslices que pueden terminar por dejarnos al descubierto.

 Resulta casi imposible controlar las distintas versiones de la misma historia que hemos contado a cada persona manteniendo una cierta coherencia .

El punto culminante de ese malestar llega cuando nos pillan mintiendo ‘in fraganti’. 

En ese momento perdemos mucho más que nuestro disfraz.

 Perdemos la confianza que la otra persona ha depositado en nosotros, agrietando los cimientos de nuestra relación.

 Dependiendo de la gravedad de la mentira, esa grieta provoca que aquello que llevamos construyendo durante tanto tiempo quede reducido aescombros

Resulta una lección devastadora. No en vano, la confianza es la base sobre la que se edifican las relaciones humanas. 

La intensidad y profundidad de nuestra relación con otra persona tiene que ver con nuestro nivel de confianza en ella y viceversa. 

Es un tesoro frágil, y el principal daño colateral de toda mentira. 

Para verificar esta premisa, no tenemos más que recordar cómo hemos reaccionado y de qué manera nos hemos sentido cuando una persona cercana nos ha engañado.

Eso sí, cabe apuntar que en ocasiones, somos en parte responsables de las mentiras que nos cuentan.

 La falta de tolerancia, la rigidez y la inflexibilidad que a veces mostramos dificulta la transparencia en nuestras relaciones. 

De ahí la importancia de apostar por el respeto como política para favorecer la honestidad. 

Si aspiramos a cultivar relaciones sanas y sólidas, tenemos que aprender a encajar verdades dolorosas.

 Es el precio de la autenticidad .

Llegados a este punto, vale la pena recordar que la mentira hace daño a quien la escucha pero siempre hiere más a quien la pronuncia, pues eso la convierte en una persona poco íntegra, indigna de confianza y tremendamente irresponsable .

 Si queremos romper esta inercia, tenemos que empezar por cuestionarnos cuál es el peso que ejercen las mentiras en nuestra vida.

 En última instancia, nuestra relación con las mentiras –es decir, con qué frecuencia la utilizamos y qué resultados obtenemos– es un buen indicador de nuestro grado de responsabilidad y madurez

Y cada vez que aparezca la tentación de bailar al son de las musas del carnaval , preguntarnos: 

¿Qué ganamos cuando mentimos? 

Y sobretodo… ¿Qué estamos dispuestos a perder?

En clave de coaching
¿Para qué miento?


¿Qué resultados obtengo cuando miento?


¿Qué resultados obtendría si fuera más honesto?

Libro recomendado
‘Sobre verdad y mentira’, de Friedrich Nietzsche (Tecnos)